Cómo abrir un candado sin llave

A todos nos ha pasado, por lo menos una vez en la vida, que hemos perdido las llaves y necesitamos abrir un candado de manera urgente. La mayoría de las personas te dirían que acudas a un cerrajero y sería muy lógico ya que ellos son los más expertos en un área en la que son todos unos profesionales.

Sin embargo, no siempre contamos con el tiempo para esperar por los servicios de un profesional y necesitamos resolver con urgencia, además de que a nadie le viene mal ahorrarnos un dinerillo resolviendo nuestros problemas nosotros mismos.

En este artículo no solo aprenderás cómo abrir un candado sin llave, sino que además también conocerás los diferentes métodos según el tipo y la marca del candado, además de técnicas para reparar candados dañados o hacerles mantenimiento para prolongar su vida útil.

abrir_un_candado_sin_llave

Perdí mis llaves y necesito abrir un candado

Lo principal es no entrar en pánico y evitar a toda costa tener que destruir el candado, aunque hay situaciones extremas en las que no queda más alternativa. Sin embargo, incluso para esas situaciones extremas, hay maneras adecuadas de hacerlo para reducir los daños y poder seguir contando con ese mismo candado después de abrirlo.

Pero antes de entrar en detalles, es importante aclarar que este artículo se escribe con fines meramente educativos para ayudar a personas en apuros. Bajo ningún concepto apoyamos abrir o violentar candados ajenos sin el consentimiento del dueño.

 

Métodos para abrir un candado sin llave

Hay muchos métodos por los cuales se puede abrir un candado sin utilizar una llave, sin embargo, hay que tener a la mano, no solo las herramientas adecuadas, sino también la información precisa para poder hacerlo de la manera correcta y lograr el objetivo evitando daños mayores.

 

Apertura

  • Este es el método profesional y desde luego el más recomendado, se trata de abrir un candado tal cual como si tuvieras la llave, pero sin la llave. Suena un poco confuso, pero se trata de girar el cilindro y activar todos los mecanismos del candado, pero con herramientas especiales que no son precisamente la llave.

 

Liberación de perno

  • está técnica es un poco menos profesional, pero igual de efectiva en algunos casos. Se trata de lograr liberar el perno a través del arco del candado, para finalmente abrirlo.

 

Tacto y golpeo

  • Este método es bastante tradicional pero no es funcional para todo tipo de candado. De hecho, solo funciona con candados de combinación, y se trata de dedicar mucho oído al sonido de los discos hasta escuchar el golpeteo que indica que esa es al combinación que hace funcionar el mecanismo de apertura.

 

Utilización de la fuerza

  • Como ya lo dijimos antes, esta debería ser la última opción porque pone en riesgo la integridad del candado y su posterior funcionamiento. Todos queremos abrir el candado de una manera en la que después podamos seguir utilizándolo.
  • Si deseas ampliar este conocimiento y aprender más acerca de cómo llevar a cabo cada método para abrir una candado, te invitamos a seguir leyendo, pues ahora te explicaremos cómo utilizar cada método según la herramientas que tengas o puedas utilizar y según el candado que desees abrir.

 

Herramientas para abrir un candado sin llave:

abrir_un_candado_sin_llave_2

Ganzúa

Esta es la herramienta clásica de todo cerrajero, y por más que pasen los años, seguirá siendo la preferida de los profesionales de las llaves, aún cuando día tras día se puedan inventar nuevas y más modernas herramientas.

La ganzúa es un objeto punzante, un poco filoso, que ha sido creado exclusivamente para abrir candado y cerraduras sin la utilización de su llave. Tiene el tamaño y la forma ideal para poder penetrar la ranura del cilindro por donde debe entrar la llave y una vez dentro, poder movilizar pines, contrapines y resortes que activen el mecanismo para girar el cilindro y así abrir la pieza de la cual hemos perdido la llave, bien sea candado o cerradura.

La técnica de apertura con Ganzúa no es necesariamente sencilla, es en realidad un poco compleja, pero a continuación te la explicamos en tres simples pasos para que puedas ejecutarla:

  1. Inserte la ganzúa como si fuese la llave, dejando la punta hacia arriba, es decir, hacia donde suelen apuntar los dientes de la llave una vez que entra al cilindro del candado.
  2. Mueva la ganzúa en forma vertical y horizontal, es decir, métala y sáquela en un 50 % (no la meta por completo ni tampoco la saque toda, solo la mitad) al mismo tiempo que presiona hacia donde deberían apuntar los dientes de la llave.
  3. Intente girar el cilindro con una laina, mientras realiza la técnica de la ganzúa. Tarde o temprano, el cilindro deberá girar y el candado abrirá, debido a que con ese movimiento, se activan los mecanismos que giran el cilindro y por ende los mismos que liberan el arco.

Con esos 3 simples pasos, usted puede abrir un candado sin llave, aunque desde luego, mientras mayor sea la calidad del candado, mayor puede ser su dificultad. Un candado Cisa, por ejemplo, podría representar mucha más dificultad que un candado de cualquier marca china.

abrir_un_candado_sin_llave_3

Clip/gancho

Como bien lo explicamos en el punto anterior, hay candado de gama más baja, los cuales pueden ser abiertos más fácilmente. Estos candados suelen ser a su vez más pequeños y por lo tanto, puedes utilizar un clip aplicando la misma técnica de la ganzúa que explicamos unos párrafos antes.

 

Estetoscopio

No se trata de auscultar un candado, pero cuando estos son de combinación, puedes girar los discos con tu mano mientras colocas un estetoscopio para poder escuchar con atención el momento preciso en el que la combinación adecuada hace el bloqueo típico cuando el disco cae en el lugar exacto de la combinación.

Esta técnica en realidad suele ser más utilizada para abrir cajas fuertes, especialmente las de modelos clásicos, pero también puede ser muy útil para ese tipo de candados.

abrir_un_candado_sin_llave_4

Taladro

  • El taladro es una herramienta que te puede permitir abrir un candado y aunque no lo creas, es una manera de utilizar la fuerza sin dañar el candado o al menos sin dejarlo inservible.
  • Esta técnica consiste en perforar el candado por el lado derecho, es decir, por el lado del arco que se mantiene fijo al candado. Con una lima, puedes limpiar la zona hasta que aprecies las marcas donde va cada pin.
  • Posteriormente, utiliza la mecha más pequeña que tengas para perforar el espacio donde va cada pin, pero hazlo con mucho tacto para que no dañes el candado ni los pines, sino que solo permitas que puedan ser extraídos.
  • Un vez que extraigas los pines, el candado estará listo para ser abierto con cualquier llave, sin importar la combinación. El cartucho estará vacío y cualquier objeto que haga girar el cilindro, lo abrirá.
  • El último paso es que seas cuidadoso con todos los pines, contrapines y resortes. Guárdalos, y apenas tengas la oportunidad, llévalo junto al candado hasta un cerrajero para que lo vuelva a armar y así puedas seguir utilizando tu candado como antes.

 

Esmeril

Este es el último recurso, al que nadie quiere recurrir, pero en ocasiones no nos queda de otra. Lo usual es picar el arco del candado para poder abrirlo, utilizando disco para cortar acero. Lo más recomendable es hacerlo justo en la mitad del arco, para que pueda ser soldado de nuevo. No será jamás lo más estético, pero sería una posibilidad de no perder el candado una vez cortado con esmeril.

 

Tipos de candados

Como pudiste apreciar en el punto anterior, las técnicas y las herramientas pueden variar según el tipo de candado que intentamos abrir sin llave. A continuación te mostramos los más usuales, con algunos tips extra al momento de intentar abrir un candado sin llave.

abrir_un_candado_sin_llave_5

Candados de Arco

Este es el tipo de candado más usual, es más común que seguramente tenemos en casa. Este puede ser abierto con cualquiera de las técnicas antes mencionadas, así como también con cualquiera de las herramientas.

Sin embargo, cuando se trata de candados de muy baja gama, también podemos aplicar un poco de temperatura con un yesquero en el cilindro. Cuando las piezas internas se calienten, es probable que puedas abrirlo hasta con un alambre.

 

Candados antizicilla

Estos son más duros, mucho más resistentes y seguros. Solo pueden ser abiertos con algo de violencia, a excepción de que dediques un buen tiempo a intentarlo con la ganzúa.

Si no te funciona la técnica de la ganzúa, usa el metodo del taladro, pero recuerda que la barra (suelen tener una barra en vez de arco) debe ser presionada antes de abrir, es un mecanismo de seguridad extra que tienen este tipo de candados.

 

Candados de combinación

Para abrir estos candados puedes utilizar la interminable técnica de adivinar la combinación probando todas las claves posibles o utilizar el viejo truco del estetoscopio.

abrir_un_candado_sin_llave_6

Cómo reparar un candado dañado

  • La reparación depende del tipo de daño. Si el candado está trabado o pegado, lo ideal es desarmar, limpiar, lubricar y volver a armar. Sin embargo, cuando no somos muy expertos no es recomendable desarmar porque podríamos perder algunas piezas que son muy pequeñas o simplemente no saber cómo ponerlas de nuevo en su sitio.
  • En ese caso, lo ideal es entonces utilizar lubricantes del tipo “ayudante de mecánico” porque lubrican sin arrastrar sucio. Pero también puede que el candado haya estado en buenas condiciones y lo hayamos tenido que violentar para poder abrirlo.
  • Cuando hemos violentado un candado, lo ideal es tratar de recuperar todas sus piezas. Si no sabemos cómo organizarlas, mejor llevarlo ante un cerrajero.

 

Cómo hacer mantenimiento a un candado

La mejor forma de hacer manteamiento a un candado es lubricándolo con fórmula penetrante de ayudante de mecánico. Algunas personas los sumergen en gasolina pero la verdad que esa técnica no es favorable en lo absoluto.

También es recomendable no dejar pasar mucho tiempo sin lubricarlo. Porque si bien es terrible perder la llave de un candado y no poder abrirlo, mucho peor es cuando por falta de mantenimiento dejan de abrir incluso con la propia llave.

 

El mito de la llave maestra

Cuando se trata de abrir un candado sin llave, muchas personas hablan de que se pueden abrir con una supuesta llave maestras que los cerrajeros tienen o que incluso los mismos ladrones también. La verdad es que no existe tal cosa. Hay ganzúas y varillas que ayudan a hacer ese trabajo, pero las llaves maestras no solo más que llaves que han sido trabajadas para que abran un grupo de candados o cerraduras en específico.

Por ejemplo, si usted tiene 10 candados en su casa, puede ordenar a un cerrajero que haga que una sola llave pueda abrir los 10 candados, eso es una llave maestra. De resto, olvídelo, si ha perdido su llave y desea abrir su candado, deberá recurrir a un cerrajero o a cualquiera de nuestras técnicas y recomendaciones antes señaladas.

Título
Fecha
Artículo
Cómo abrir un candado sin llave
Estrellas
51star1star1star1star1star

Deja un comentario







close

​Apúntate ​y Recibe nuestra Guía de Pintado