Cómo acuchillar parquet

Una de las decoraciones más vistosas y al mismo tiempo de las más usuales en los hogares, es el piso de parquet. Con el pasar del tiempo, bien sea por humedad, por manchas o por el simple paso del tiempo mismo, puede llegar a deteriorarse y necesitar que sea acuchillado.

En este artículo te diremos, paso por paso, cómo acuchillar un parquet, además de algunos consejos extra cuando se trata de devolverle el brillo y la vida a este tipo de suelo tan agradable a la vista.

tipos_de_parquet

¿Qué es realmente acuchillar parquet?

Se trata de un proceso meramente técnico en el que se renueva el parquet a través de métodos muy precisos que le dan una apariencia nueva, devolviéndole su mejor aspecto y dejándolo casi como nuevo, si se hace de la manera correcta.

Dicho de otro modo, acuchillar un parquet es restaurar la decoración del piso y para ello se necesita una máquina especial, algunos materiales como lija, barniz y nada más que la disposición de dejar ese piso como nuevo.

 

Cuándo y cómo acuchillar un parquet?

El mejor momento para acuchillar un parquet es cuando ha perdido su vistosidad. Restaurar la estética de un suelo no es necesariamente algo sencillo, pero si se hace de la forma correcta, cualquiera puede hacerlo y obtener muy buenos resultados.

Algunas personas consideran que el parquet debe acuchillarse cada 3 años, otros dicen que cada 5, pero nosotros creemos que no hay mejor manera de medirlo que a través del ojo del dueño. Si usted considera que su parquet se ve manchado, opaco, desgastado por el uso y por la luz, o incluso por humedad, pues usted mismo es quien decidirá si su parquet merece o no ser acuchillado.

La mejor manera de acuchillar un parquet es siguiendo los consejos de los expertos, además de utilizando máquinas, herramientas y materiales esenciales para lograr que su piso se vea como nuevo. A continuación comenzaremos por describir las tres fases que implica acuchillar un parquet.

 

Las fases del acuchillado de parquet

acuchillar-parquet

Lijado preliminar

La primera fase al momento de acuchillar un parquet es lijar la superficie por completo. Lo recomendable es hacerlo con una máquina, eso te permitirá trabajar con mayor rapidez y probablemente obtener mejores resultados. Sin embargo, también puedes hacerlo a mano, especialmente si se trata de una superficie no tan amplia, porque de lo contrario sería un trabajo realmente agotador, aunque no imposible.

acuchillar_parquet_2

Tapado de superficie y lijado final

Luego de lijar, surgirán espacios e imperfecciones que deberemos cubrir antes de realizar el último lijado. Durante esta segunda fase del proceso, se recomienda utilizar la mano para detectar con el tacto todo lo que deba ser recubierto, pero también se recomienda utilizar guantes para evitar que nuestra piel salga lastimada con escorias, astillas, y demás partículas que surgirán durante el proceso.

acuchillar_parquet_3

Barnizado

Esta se conoce como la fase final cuando de acuchillar un parquet se trata. Una vez que ya hemos lijado la superficie y cubierto todas sus imperfecciones, tenemos el parquet listo en cuanto a textura y es momento de darle el brillo que merece.

Con estas tres fases podemos tener nuestro parquet completamente listo, como nuevo, acuchillado de la mejor manera para que los resultados sean palpables al primer instante, a primera vista. Sin embargo, estas fases no son tan sencillas como parece, para ello hemos preparado un contenido para explicarte cómo llevar a cabo cada una de estas fases de la mejor manera posible, para que el acabado sea de revista. Todo en tan solo 6 pasos muy sencillos

 

Pasos para acuchillar parquet

  1. Ubica la herramienta adecuada: Lo más recomendado siempre será utilizar una máquina de rodillo, porque además de ser muy útiles, nos ahorran tiempo y esfuerzo, lo que se traduce en mayores oportunidades para tener un resultado de alta calidad.
  2. Detecta el sentido del acuchillado: Bien sea solo palpando con la mano, o incluso apenas echando un vistazo con detenimiento, puedes detectar en qué sentido fue acuchillado el parquet, para que de ese modo puedas tener marcado el camino a seguir. Si sigues el sentido que ya fue aplicado con anterioridad, tienes grandes probabilidades de lograr un acuchillado perfecto.
  3. Activa el lijado: Si has seguido nuestros consejos y has utilizado una máquina de rodillo después de determinar la dirección del acuchillado, solo te queda saber que mientras más lisa sea la lija, mayor será la velocidad que deberás aplicar durante el proceso de lijado.
  4. Cambia de lija en tres fases: Comienza con la lija más gruesa durante los primero instantes del lijado. Luego, cuando ya estés por terminar esa primera fase de lijado, utiliza una lija media, y deja la lija fina para el lijado final, ese en el que ya solo te quedará retocar las imperfecciones.
  5. Lija las orillas: hay zonas en las que la máquina no podrá acceder, estamos hablando de orillas y rincones. No descuides esos detalles para que puedas lograr un parquet uniforme, perfectamente acuchillado. Aplica este proceso una vez que ya hayas lijado todo el resto de la superficie.
  6. Aplica el barniz: Una vez que hayas terminado el lijado, procede a limpiar con mucho cuidado, para que no quede una sola partícula de madera ni resto de ningún material. Una vez que la superficie está totalmente limpia, es momento de aplicar el barniz y listo, tendrás un parquet como nuevo.

 

acuchillar_parquet_5

 

3 Cosas que NO debes hacer al acuchillar parquet

Así como te mostramos la forma precisa de acuchillar un parquet para lograr un acabado profesional, es momento también de hablarte de los 3 errores más comunes que suelen cometer las personas al acuchillar un parquet. A continuación las 3 cosas que NO DEBES HACER al acuchillar un parquet:

  1. Dejar la máquina estática: Si has decidido lijar con máquina, no la dejes por más de 3 segundos lijando en una sola área de manera estática. Es importante que la maquina se mantenga en constante movimiento, así sea solamente circular, pues de lo contrario podrías estropear todo el trabajo.
  2. No protegerse las manos: Sabemos que el protagonista es el parquet, pues es la pieza que queremos dejar brillante y reluciente, como nueva. Sin embargo, hay detalles de seguridad que no debemos descuidar. Si no protegemos muy bien nuestras manos, especialmente durante el lijado, aumentamos las probabilidades de que exista un accidente. Lo ideal es cubrirse las manos con guantes. Pueden ser los más cómodos, los que más nos agraden, pero q cubran nuestras manos para evitar cortarnos o ser pinchados con astillas y otros tipos de escorias.
  3. Descuidar las imperfecciones después de lijar y antes de barnizar: Puedes acuchillar un piso con solo lijar, sin  barnizar. No es lo más recomendable pero es aceptable, especialmente cuando se quiere que el parquet tenga una apariencia natural o simplemente por ahorrar un poco de material en el proceso. Pero barnizar sin limpiar bien el parquet después de haberlo lijado, es una garantía de que el acabado no quedará perfecto, y nadie quiere echar por la borda todo el fruto del esfuerzo inicial, ¿cierto?

 

Algunos consejos extra al acuchillar parquet

Si se lija a mano: existen muchas razones por las que podrías preferir lijar a mano, y una de ellas es lograr un trabajo más artesanal, mientras que puede que simplemente lo hagas así por no tener una máquina.

La técnica es similar a la de lijar con máquina, realiza movimientos circulares y uniformes, comenzando con la lija más gruesa, luego una intermedia y finalmente una más fina. Las medidas ideales al lijar a mano son: 40 para comenzar, 80 para la fase intermedia, y 120 para el lijado final.

Si utilizas una máquina: recuerda que además de seguir la misma dirección que el parquet ya tuvo en su acuchillado previo/original, también debes evitar dejar la máquina en un solo sitio. Además, recuerda graduar las velocidades según la etapa del proceso en la que te encuentras.

Si no sabes qué tipo de máquina utilizar, te recomendamos que ubiques una de rodillo, y que tenga entre 2000 y 4000 watios de potencia.

Al lijar las orillas: para esto se recomienda otra máquina, una más pequeña y especial para este trabajo. Las máquinas lijadoras de orillas suelen ser de máximo 2000 watios y pesan alrededor de 15 kilos.

acuchillar_parquet_6

Cómo aplicar el barniz

Lo primero que debes saber es que el barniz recomendado para este tipo de acabados en parquets recién lijados, es el semi brillante o satinado si buscas lograr un acabado más pulido, o mate si quieres un tono más opaco o rudimentario.

También es importante saber que el barniz puede ser aplicado con rodillo en la mayoría de la superficie, excepto en las orillas donde deberás utilizar una brocha para mayor perfección en los detalles. Y recuerda: limpia bien la superficie para que no arrastres partículas de polvo ni de ningún tipo mientras aplicas el barniz.

 

Cómo conservar el acuchillado

Es bastante probable que una vez que termines todo el proceso de acuchillar tu parquet, te digas a ti mismo algo como: ojalá pase bastante tiempo antes de tener que volver a realizar todo este proceso. Lo decimos porque sabemos que para lograr un acabado perfecto deberás esforzarte bastante, y nadie quiere que el fruto de su esfuerzo dure muy poco.

A continuación algunos consejos para conservar el trabajo del acuchillado del parquet:

  • Utiliza Barniz de alta calidad, para que el acabado sea resistente al paso del tiempo.
  • Trabaja muy bien las imperfecciones, para que no haya levantamientos de superficie después de acuchillar.
  • Mantén el parquet lo más limpio posible, así evitarás los efectos negativos de las manchas en el suelo.

Pintura_para_Madera

Título
Fecha
Artículo
Cómo acuchillar parquet
Estrellas
51star1star1star1star1star

Deja un comentario

error: Contenido protegido






close

​Apúntate ​y Recibe nuestra Guía de Pintado