Cómo aislar una ventana de diferentes formas

Aislar una ventana es una solución que atiende diferentes problemas, más allá de la temperatura. Aislar una ventana hace que la temperatura dentro de la casa u oficina se mantenga, pero además de eso, nos ayuda a reducir los gastos de calefacción o aire acondicionado, al mismo tiempo que también reducimos los niveles de filtración de humedad.

En este artículo no solo aprenderás cómo evitar que el frío o el calor externo pase hacia el interior, sino que además te mostraremos diferentes maneras de lograrlo aislando una ventana, para que puedas tener diferentes alternativas a la hora de hacerlo.

Aislar_una_ventana

Cómo aislar una ventana de diferentes formas

Aislar una ventana no solo puede ser más económico que aislar un techo, sino que además puede ser también mucho más efectivo, y por si fuera poco, existen diferentes maneras de hacerlo, todas muy económicas.

Puedes trabajar el vidrio como tal, también puedes trabajar el marco, incluso lo puedes hacer también reparando grietas que pueda tener la ventana, lo que no solo  permite aislarla sino además restaurarla también.

Sea cual sea la forma que prefieras para aislar tu ventana, lo importante es contar con la información adecuada, la que hemos preparado para ti, y desde luego, también con las herramientas y materiales necesarios para que lo puedas hacer por ti mismo y ahorrarte de una vez por todas las latas tarifas en calefacción o aire acondicionado,  y ni hablar de las elevadas facturas por restauración y aislamiento de techos.

 

Materiales y herramientas para aislar una ventana

Como existen diferentes maneras de aislar una ventana y todas te las explicaremos en este artículo, hemos decidido nombrarte todos los materiales, de forma general, que pueden usar para aislar una ventana. Ya luego te explicaremos para qué métodos se usará cada tipo de material.

  • Caucho, gomaespuma o silicón.
  • Corcho expandido
  • Espuma de poliuretano
  • Papel ahumado, preferiblemente con burbujas
  • Alcohol
  • Paño
  • Lijas
  • Pintura

Diferentes formas de aislar una ventana

Aislando el marco

Esta manera de asilar una ventana se trata de crear una capa que permita que la ventana quede realmente hermética cuando esté cerrada. Muchas veces el paso de la humedad y de la sensación térmica se debe a ventanas cuyos marcos dejan algo de libertad para que esto suceda.

Más adelante te explicaremos paso por paso, cómo llevar a cabo este método, pero te adelantamos que lo que más necesitarás serán burletes, bien sean de silicona, caucho o espuma.

Sin embargo, también es importante decir que existe otra manera de trabajar el marco, esta vez no con relación a la ventana misma sino a la pared. Cuando existen grietas entre el marco y la pared, el frío puede entrar por esos espacios que generalmente existen por fallas en el trabajo de albañilería o simplemente por el paso del tiempo.

En estos casos, el material a utilizar es espuma selladora, lijas y desde luego pintura. ¿Cómo utilizarás todo eso para sellar el marco de tu ventana? En breve te lo contaremos paso por paso. Sigue leyendo porque puede que este no sea el único método que te interese o te convenga según tu caso.

Aislando el vidrio de la ventana

Este método se puede llevar a cabo con apenas algo de papel ahumado, pero antes de colocarlo, hay un procedimiento previo que seguir, el cual te detallaremos en breve.

Aislando la caja de persianas

Este procedimiento se puede llevar a cabo con láminas que venden especialmente para ello, pero pueden ser un poco costosas o innecesarias si tiene contigo un poco de corcho. El procedimiento es sencillo, pero se debe realizar con mucho cuidado para no afectar el funcionamiento de la persiana. En breve te diremos paso por paso cómo hacerlo para obtener resultados sencillamente perfectos.

aislar-ventanas-guia

Cómo aislar una ventana paso por paso

Bien, finalmente lo que esperabas, una guía completa paso por paso acerca de cómo aislar una ventana de diferentes maneras para tener diferentes alternativas a elegir, aunque desde luego puedes intentarlas todas, si lo consideras necesario.

Paso 1: Comprueba toda la ventana

Lo primero que necesitas hacer es comprobar por ti mismo si el frío o el calor está pasando por la ventana, y específicamente dónde está sucediendo.

Comienza por el marco. Revisa si la humead, el frío y/o el calor están pasando a través del marco. Puede que no sea solo en  las ranuras del vidrio sino también en las partes del marco que colindan con la pared.

Luego toca por ti mismo la temperatura en la cara interna del vidrio. De este modo sabrás si es el vidrio lo que realmente debes trabajar. Por último revisa la caja de persianas, pues ese también es un espacio por donde el frío y la humedad pueden pasar fácilmente.

Paso 2: Aísla la ventana con el método que más te convenga

Te explicaremos los diferentes métodos paso por paso, y tú elegirás cuál llevar a cabo.

Aislar el marco

Este método suele ser el más común. Lo puedes hacer muy fácilmente y de manera económica recortando burletes de goma con adhesivo, justo en la medida interna de tu ventana. De ese modo solo debes pegarlos y dejar que los minutos hagan el resto del trabajo.

Puede que tengas que reemplazar los burletes de forma periódica, pero eso no será mayor problema. Solo recuerda usar un paño con alcohol o incluso agua, para limpiar la zona donde van los burletes, pues puede que queden residuos de pegamento.

Sin embargo, aislar el marco, como ya lo hemos dicho, puede implicar tener que sellar grietas que existan entre el marco y la pared. Para ello necesitas espuma selladora. Esta espuma suele expandirse al doble de su tamaño, por lo que lo remendado es rellenar con ella solo la mitad de la grieta, para que una vez que se expanda, lo cubra en su totalidad.

Luego solo deberás pasar una lija para dejar la superficie lisa y uniforme, y finalmente aplicar algo de pintura para lograr un acabado estético y no se note si quiera que alguna vez hubiera una grieta allí.

Aislar el vidrio

Existe un procedimiento un poco complejo pero bastante efectivo, como lo es el doble acristalamiento. Cuando el vidrio de una ventana es doble, obviamente también lo es su capacidad de repeler la temperatura exterior. Sin embargo, este proceso es algo costoso y solo puede ser realizado por expertos.

La forma más modesta y económica de aislar el vidrio de una ventana es cubriéndolo con papel ahumado (si buscas protegerte del sol) o transparente según sea el caso, dependiendo de cómo desees que sea el paso de la iluminación exterior.

Limpia muy bien el vidrio, humedécelo un poco, coloca el papel sobre el vidrio, cuádralo de la forma más precisa posible, y procede a recortar el sobrante con una tijera con una hojilla. Hazlo todo por el lado interno y procura que el papel sea de burbujas.

Aislar la caja de persianas

Existen láminas para este propósito, pero suelen ser costosas. En ese caso, lo más recomendable es hacerlo con trozos de corcho expandido. Colócalos justo en la zona abierta de la caja de persianas, ajústalo a la medida exacta, y listo.

aislamiento-de-ventanas

Consejos después de aislar una ventana

Una vez que ya has aislado tu ventana, hay varios consejos que pueden ser muy útiles para que el aislamiento sea realmente efectivo y duradero.

  • Coloca cortinas y persianas que ayuden a combatir el clima exterior
  • Cambia los burletes de forma periódica
  • Si el vidrio tiene grietas y no lo puedes reemplazar aún, cúbrelas utilizando esmalte de uñas.
  • Mantén las ranuras de la ventana lo mayormente limpias posible.

Deja un comentario







close

​Apúntate ​y Recibe nuestra Guía de Pintado