Cómo alisar paredes. Guia con Trucos y Consejos

El Gotelé es algo del pasado, ya no está de moda, por lo que todo mundo prefiere alisar sus paredes y devolverle la estética a sus viviendas con algo más del momento. Sin embargo, alisar una pared a través de servicios profesionales puede ser algo tan costoso como innecesario.

Por otro lado, también puede suceder que tu pared no sea necesariamente un gotelé, sino que simplemente tenga texturas debido a un mal acabado anterior, lo cual es todavía peor, pero no te preocupes, que has llegado al artículo indicado para ti.

En este artículo te daremos todas las claves, todo lo que necesitas saber para poder alisar tu pared tú mismo, sin tener que invertir demasiado y con la garantía de obtener los mejores resultados porque tendrás a la mano toda la información para ello, y no dependerás de alguien más para llevarlo a cabo.

como-alisar-paredes

¿Cómo alisar diferentes tipos de Paredes?

Esta es una pregunta muy recurrente hoy en día, especialmente porque los gotelé han pasado de moda y ahora es tiempo de las paredes lisas con colores y decoraciones interesantes.

Lo primero que debes saber al momento de alisar una pared, es que necesitas tomar en cuenta varios factores, y muchos de ellos están relacionados con el relieve de la pared. Deberás hacerte preguntas como: ¿De qué material está hecho el relieve? ¿El relieve se hizo para disimular imperfecciones? ¿Habrá desperfectos que solucionar antes de alisar la pared? Y así varias otras a las que les iremos dando respuesta a lo largo de este artículo.

 

Herramientas y materiales para alisar paredes

Antes de adentrarnos en el mundo de cómo alisar una pared, debemos tener en cuenta qué materiales y qué herramientas necesitaremos, para que luego podamos poner manos a la obra y alisar nosotros mismos nuestra pared, hasta lograr un acabado perfecto sin necesidad de gastar demasiado en ello.

Las herramientas necesarias para alisar una pared:

  • Espátula
  • Llana de metal
  • Llana abrasiva
  • Lijas variadas
  • Espátula

Los materiales para alisar una pared

El tema con el material es que resulta que todo es mucho más complejo y puede variar según el caso. Es decir, dependiendo del tipo de pared que deseas alisar y del tipo de alisado que esperas lograr, también dependerá el material que deberás utilizar.

Pero no te preocupes, que para eso has llegado a este artículo, para obtener toda la información posible y no cometer errores, porque nadie quiere gastar toda una pasta en materiales que después no le serán útiles.

A continuación, 3 tipos de materiales según la pared que deseas alisar y el tipo de trabajo que esperas hacer.

como-alisar-paredes-2

Materiales Para alisar paredes con Gotelé

Vamos con este caso primero porque es el más usual. Como alisar una pared Gotelé es un trabajo arduo, lo ideal es ubicar los materiales más fáciles de lijar, que son los siguientes:

  • Pasta de alisar paredes
  • Imprimación
  • Pintura plástica

 

Materiales para alisar paredes que no han sido pintadas

Si vas desde cero, puedes optar por el método más tradicional de alisar paredes. El material requerido para ello suele ser un poco más difícil de lijar, pero sin duda es el que te dará el mejor acabado en esos casos:

  • Yeso o escayola
  • Masilla (en caso que debas retocar el acabado con el yeso)

 

Materiales para alisar una pared sin mucho esfuerzo

Si tu mayor preocupación es que no quieres lijar demasiado porque se trata de una pared muy amplia, o de muchas paredes, la solución está en utilizar los siguientes materiales:

  • Pasta para alisar paredes
  • Imprimación
  • Pintura plástica.

como-alisar-paredes-3

Cómo alisar paredes paso por paso

Finalmente, lo que estabas esperando: una guía paso por paso acerca de cómo alisar tú mismo una pared. Sin embargo, debemos aclarar que alisar una pared incluye tres escenarios.

Tenemos un primer momento, que será el “antes”, que es la fase previa en la que preparas la pared para finalmente alisarla. Luego el “durante” que es alisar la pared como tal, y luego un “después” que es cuando ya hemos terminado el trabajo de alisar la pared, y aplicamos algunos consejos para conservar el acabado.

Antes de alisar una pared

Lo primero que debes verificar es el estado mismo de la pared. Debes asegurarte de que no tenga imperfecciones, las cuales podrás restaurar, en caso de que existan, con una lija y algo de yeso.

También deberás asegurarte de que la pared esté lo más limpia posible, libre especialmente de partículas de polvo o cualquier residuo de materiales.

El caso especial del gotelé: si la pared que quieres alisar es un gotelé, tienes dos opciones: puedes cubrir toda la relieve con una pasta niveladora (puede ser un poco más costoso que la siguiente alternativa) o simplemente humedecer el gotelé con una esponja después de haber limpiado muy bien la pared, luego deshacer el relieve con una espátula, y finalmente aplicar un lijado que deje la superficie sin un rastro de gotelé.

Una vez verificados estos detalles, podrás dar inicio al proceso propio de alisar la pared.

 

Pasos durante el proceso de alisar una pared

Prepara y aplica la pasta: Para aplicar la pasta deberás utilizar la llana de metal, pero antes de eso deberás preparar la mezcla. Si no tienes experiencia acerca de las dosis que debes utilizar, te recomendamos entonces comprar pasta de la que ya viene premezclada. Puede que no sea la más económica pero sin duda puedes ahorrarte un desastre si no realizas bien la mezcla.

De igual modo, un consejo durante la aplicación de la pasta es que lo hagas de la forma más uniforme posible, y al mismo tiempo con una técnica lo suficientemente firme pero sin excederte, que te permita seguir los surcos de la forma adecuada sin dejar marcas indeseadas.

como-alisar-paredes-4

Repaso: Luego del primer paso, deberás utilizar la espátula para retirar el excedente de material que pueda existir, y aplicar un último repaso con la llana de metal para darle los toques finales.

Secado: Este es el paso en el que no hacemos nada, y al mismo tiempo el que tal vez mayor ansias nos genere, e incluso en el que tenemos más probabilidades de cometer errores.

El secado de la pasta para alisar paredes es algo que debe darse de manera natural. No debemos utilizar ninguna herramienta para ello, solo debemos esperar que transcurra el tiempo necesario. Si tocamos una pared y parece estar seca, eso no es garantía. No estropeemos nuestro trabajo, tengamos paciencia y dejemos que la pasta seque por sí misma.

Advertencia: Estos dos pasos (repaso y secado) puede que deban ser repetidos, quizás hasta en más de una ocasión. Pocas veces una sola mano de pasta es suficiente, y para cada mano debemos dejar secar muy bien. Ojo con eso.

Aplicar imprimación: Esta es la penúltima fase antes de finalmente pintar la pared y tener los mejores resultados gracias a nuestro esfuerzo. Aquí solo debemos aplicar este material que es ideal para cubrir poros y ayudar a una mejor absorción de la pintura.

Si observamos que después de aplicar la imprimación existe algún desperfecto, solo debemos lijar la zona, aplicar de nuevo la pasta de alisar paredes, esperar secar y volver a cubrir con imprimación, hasta estar totalmente satisfechos y sentirnos seguros de poder aplicar finalmente la pintura.

como-alisar-paredes-5

Después de alisar una pared

Alisar la pared fue lo más difícil, y ya que lo has hecho, lo mejor es proteger el trabajo. Antes de pintar, asegúrate de que la pared haya quedado realmente lisa. Puedes verificarlo al tacto, pero también aplicando focos de iluminación de manera directa, de forma tal que te permita apreciar imperfecciones en caso de haberlas.

En el supuesto de que debas aplicar alguna corrección en el proceso, ya sabes que solo se trata de lijar, volver a alisar, esperar secar de nuevo y aplicar imprimación solo en la zona que ha sido retocada.

Por último, si has hecho todo como te lo hemos aconsejado, solo nos queda decirte que puedes pintar tu pared del color que más desees, porque sabemos quedará magnífico el acabado.

pintura-interior

Título
Fecha
Artículo
Cómo alisar paredes
Estrellas
51star1star1star1star1star

Deja un comentario

error: Contenido protegido






close

​Apúntate ​y Recibe nuestra Guía de Pintado