Cómo elegir el mejor suelo de madera

Los suelos de madera son de los más vistosos hoy en día, y no es algo necesariamente nuevo porque además de aportar estética visual, conforman también uno de los tipos de suelo más clásicos que han existido por varias décadas.

Sin embargo, elegir el mejor suelo de madera puede ser toda una ardua tarea porque depende de muchos factores. Hay algunos suelos que son muy convenientes para ciertos tipos de viviendas, mientras que hay otros más aconsejables para propiedades más comerciales.

Sea cual sea tu caso, has llegado al artículo indicado, porque aquí no solo conocerás los diferentes tipos de suelos de madera que existen en el mercado, sin que además te explicaremos todas las características que los diferencian entre sí, además de ofrecerte diferentes consejos que puede ser de gran utilidad en tu búsqueda del suelo de madera que más se adapte a tus gustos y necesidades.

Cómo elegir el mejor suelo de madera

Lo primero que debemos hacer para asegurarnos de elegir el mejor suelo de madera, es acudir ante los más expertos para que nos asesoren, pero necesitamos que esos expertos nos brinden información objetiva, sin tratar de engañarnos para vendernos algo que realmente no necesitamos, y al mismo tiempo también necesitamos que sean asesores que nos presten suficiente atención como para identificar muy bien qué es lo requerimos realmente, y con base ello, ayudarnos a elegir lo que más nos conviene.

Como elegir el mejor suelo de madera

Habiendo dicho que los asesores deberían ayudarnos en función de nuestras características, es importante reconocer que para poder elegir el mejor suelo de madera, hay que tomar en cuenta toda una serie de factores que influyen tanto de manera directa como indirecta a la hora de tomar esta decisión tan importante.

Sin embargo, de antemano te podemos adelantar que debes tomar en cuenta, además de economía y estética, la practicidad, que es lo mismo que el uso. Está bien buscar el suelo más bonito, es lógico que queramos también buscar el que nos resulte más económico según nuestras posibilidades, pero en definitiva, de nada nos sirve un suelo bonito y barato que no podremos utilizar, que no queda bien en nuestra casa u oficina, o que simplemente no se adapta al uso que le daremos.

Incluso, hay personas que creen haber elegido el suelo más económico, pero luego resulta que solo les dura un par de meses, y todo les termina resultando todavía más costoso porque además de lo que ya invirtieron, ahora deberán gastar más para poder reparar o incluso reemplazar ese suelo de madera que por diferentes motivos no les sirvió o les duró muy poco.

Aspectos a tomar en cuenta al elegir un suelo de madera

Uso:

Este es sin duda el principal factor que debemos tomar en cuenta al elegir un suelo de madera. No es lo mismo comprar un suelo de madera para utilizarlo en el dormitorio, que comprarlo para colocarlo la cocina, o en el recibidor.

Si es un área muy transitada, necesitarás suelos de madera más resistente. Si es un área de poco flujo de personas, como el dormitorio, sí puede ser una madera más económica que no debe ser necesariamente la más resistente de todas.

El uso también va de la mano con las ventajas que necesitamos que el suelo nos ofrezca, lo cual te detallaremos con más precisión en el siguiente punto.

uso

Estructura:

Aquí debes evaluar, no solo el uso que le darás al suelo, sino también el resto de la estructura con la que será colocado. Si por ejemplo se trata de un suelo que a la vez será techo de otro piso (edificios, apartamentos, etc) lo ideal es el parquet, porque para ese caso es más viable que una tarima maciza, por ejemplo.

estructura

Ventajas:

Las ventajas que nos ofrece un suelo son aquellas que también podemos ver como las características principales que nos conviene que tenga un suelo. En algunos casos, necesitamos que el suelo sea de una madera muy resistente porque estará ubicado en una zona donde circularan muchas personas constantemente, entonces ya sabes que esa es una ventaja que necesitas que tenga tu suelo.

Por otro lado, puede que la ventaja que estés buscando sea economía. Cuanto más barato sea el suelo, generalmente mucho mejor. Hay maderas de ciertos colores o de ciertos tipos, que no son tan costosas y que puede ser igual de útiles que otras más caras.

Las ventajas generalmente van a depender del tipo de madera, y por lo tanto es un punto que necesita ser tratado con mayor amplitud. Unos cuantos párrafos más adelante encontrarás toda la información que necesitas acerca de los diferentes tipos de madera que existen para los suelos.

Ventajas

Decoración/color:

Este aspecto es uno de los más tomados en cuenta, y tiene toda clase de lógica, pues después de todo, nadie quiere colocar un suelo de madera que no haga juego con la decoración del lugar, o de un color que definitivamente desentone con el resto del sitio.

Según el tipo de madera, puede que el color sea más natural, o puede que sea oscuro, o simplemente puede ser una madera pintada del color que más te guste. Pero para hacerlo posible, dependerá del tipo de madera con el que esté hecha la colocación del suelo.

Decoracion color

Grado:

El grado del suelo de madera va de acuerdo a su calidad estética, la cual a  su vez se mide por la cantidad de nudos visibles. Mientras más nudos puedas ver en su aspecto, menor valor tendrá, sin embargo, eso no quiere decir que se trate de una madera de menor calidad, sino de acabado estético menos trabajado, o de aspecto más natural.

grado

Tamaño:

Según las medidas del sitio donde vayamos a colocar el suelo de madera, también puede depender qué tipo de suelo comprar. Si por ejemplo es un espacio reducido, puede ir bien un suelo de madera fina, pero si es un espacio bastante amplio que además deberá soportar algo de peso constantemente, lo ideal es colocar suelos de madera gruesa y/o resistente.

Sin embargo, el tamaño del espacio no es el único tamaño importante, pues el tamaño de la madera misma puede ser todavía mucho más influyente. Si buscas una madera de lamas gruesas, puedes dar un aspecto maravilloso si el suelo es amplio, mientras que si la superficie no es tan amplia, puedes optar por suelos de madera de lamas pequeñas.

tamaño

Tipo de madera:

Para aclarar todas las dudas relacionada con el tipo de madera ideal según donde vayamos a colocar el suelo, te haremos una explicación bien detallada que las diferentes opciones que existen y las diferentes ventajas que puede ofrecer cada una:

Roble:

Esta es la madera más usual cuando se trata de suelos. Se presta perfectamente porque ofrece una muy buena relación entre lo que cuesta y lo que dura. Es bastante resistente, sus láminas suelen ser gruesas, y se presta para diferentes tipos de acabados, por lo que podemos decir que estéticamente nos ofrece varias ventajas, además de que ya sabemos que es muy resistente y más económica que la mayoría.

roble

Nogal:

Esta e tal vez lo opuesto al roble, es más fina, menos común, y también mucho más costosa. Suele usarse para decoraciones mucho más delicadas, que nada tienen que ver con aspectos rústicos o naturales.

nogal

Wengué:

No se queda atrás cuando de maderas costosas se trata. Este tipo de madera suele ser aportar suelos oscuros que al mismo tiempo son muy elegantes, por lo que sin duda su valor es más elevado que el de la mayoría de los otros suelos de madera. Se recomienda para espacios abiertos en viviendas lujosas, o para oficinas ejecutivas de alto nivel.

Wengue

Arce:

Es la versión clara y novedosa del roble. No se parecen en lo absoluto en cuanto a lo estético, pero ofrece acabados claros, ideales para espacios luminosos, y no es tan cara como muchas otras maderas en el mercado de los suelos.

 arce

Tipos de suelos de madera:

A la hora de colocar un suelo de madera, una vez que ya hemos tomado en cuenta todos los factores antes descritos, es bueno saber que finalmente existen diferentes tipos de suelos, y que la elección del adecuado debe variar según esos factores.

Multicapa:

Como su propio nombre lo indica, este tipo de suelo de madera está compuesto por varias capas y puede ser muy variado de acuerdo a lo siguiente: existen algunos parquets de este tipo de tienen una primera capa de 6mm de grueso, mientras que otros son mucho más finos con medidas de máximo 3mm. Mientras más gruesa sea la primera capa, mayor será su durabilidad, y mientras mayor sea su calidad, mayor será la vida útil del parquet porque de ello dependerá cuántas veces podrá ser restaurado.

multicapa

Tablilla:

Este tipo de suelo de madera es de los más deseados, y al mismo tiempo es de los más costosos porque su colocación es bastante compleja. Se trata de varias tablillas pequeñas que son unidas con pegamento y que a su vez son preparadas y pulidas a través de finos y delicados procesos.

tablilla

Tarima maciza:

Este tipo de suelo de madera es también uno de los más costosos, pero no por su fineza sino por su calidad. Estamos hablando de lamas de 14 a 22 mm de madera pura, resistente para toda una vida.

Tarima maciza

Laminados sintéticos:

Digamos que este es el suelo imitación, no es realmente de madera, sino que son láminas sintéticas complementadas con resina y con algún motivo decorativo que le da un aspecto agradable a la vista sin ser madera propiamente. Recomendado si busca no gastar demasiado en un suelo que puede ser resistente a varios golpes diarios gracias a su decorado externo.

Este tipo de suelo, a pesar de que no es altamente valorado por no ser propiamente de madera es el ideal para cocinas porque tiene características que lo hacen hidrófugo, por lo que resiste muy bien a la humedad, a altas temperaturas y a las típicas y tradicionales manchas que surgen en un espacio como lo es la cocina. Incluso se recomienda para baños porque casi no necesita mantenimiento alguno.

Laminados sinteticos

Tipos de colocación de suelos de madera:

Si te interesa conocer todos los detalles relacionados con los suelos de madera antes de comprar uno, puede que te llame mucho la atención las diferentes maneras en la que se puede colocar este tipo de suelo.

Flotante:

Es el más usual para quienes desean algo tradicional que no involucre o necesite pegamento. Se trata de una técnica en la que las láminas van unidas por ranuras y clips que de manera precisa entrelazan las capas. Se utiliza mucho en la mayoría de los entablillados, así como también en los laminados sintéticos. Pocas veces se le ve en estructuras de madera maciza, pero también es viable en algunos casos.

flotante

Encolado:

Como su propio nombre lo indica, se trata de una técnica en la que las maderas son adheridas al suelo a través de uno o diferentes tipos de pegamento. Este proceso de colocar un suelo de madera permite que el cavado pueda tener todo tipo de decoraciones.

encolado

Ahora, más allá de su estructura técnica, hay muchas otras maneras de colocar un suelo de madera según su aspecto y otros detalles estéticos:

Espigado:

Es una colocación bastante clásica, ideal para espacios al estilo vintage.

Espigado

Estilo libre:

Es cuando las lamas se colocan en paralelo, de forma aleatoria. Los más clásicos optas por lamas angostas, mientras que quienes buscan un estilo más moderno prefieren lamas más anchas.

Estilo libre

Estilo inglés:

Este estilo es mucho más simétrico y en ocasiones puede resultar un poco más costoso que el resto, aunque el resultado final suele representar una estética sin igual. Se trata básicamente de acomodar las lamas de manera que los lados más cortos coincidan en filas alternadas.

Estilo ingles

Ahora que ya conoces los diferentes tipos de suelos de madera y las diferentes formas en las que pueden ser colocados, es importante que sepas cómo mantenerlo bien conservado, para que una vez que hayas elegido el tipo de suelo de madera que más te agrade y convenga, sepas cómo mantenerlo en su mejor estado posible.

Cómo proteger tu suelo de madera

El barniz es la clave:

Una de las alternativas para proteger tu suelo de madera, es utilizar barniz para revestir su textura. El acabado con barniz suele ser más resistente que casi cualquier otro, y hoy en día existen tipos de barniz ecológico que son a base de agua y no necesitan químicos disolventes.

El barniz es la clave

Una ventaja es que una vez que el acabado de barniz se desgasta solo necesitas lijar un poco el suelo para eliminar los restos del acabado antiguo, y listo, ya puede aplicar una nueva capa de barniz y dejar el suelo de madera como nuevo.

Los aceites también son una opción:

No protegen la madera de la misma forma en que lo hace el barniz, pero dan unos acabados mucho más naturales que no crean una superficie extra y por lo tanto permiten apreciar de manera más directa las bondades propias del suelo que hemos colocado.

Los aceites también son una opcion

La limpieza es vital:

Bien sea que uses barniz o aceite, es importante mantener el suelo lo más limpio posible el mayor tiempo que podamos, para garantizar su durabilidad. Esto lo podemos lograr a través de limpiezas periódicas con aspiradora, complementando con gamuza para retirar todo tipo de polvo. Si necesitas una limpieza más profunda, lo ideal es utilizar entonces la variada gama de productos neutros que existen en el mercado para limpiar, cuidar y proteger suelos de madera.

La limpieza es vital

Deja un comentario







close

​Apúntate ​y Recibe nuestra Guía de Pintado