Cómo hacer Barniz Casero

Somos muchas las personas que amamos hacer manualidades con madera, las cajas o elementos decorativos son una preciosidad. Sin embargo, también debemos tener en cuenta que la deforestación es una realidad en nuestro hogar tierra y que por ello debemos actuar con conciencia.

¿Qué implica actuar con conciencia cuando amamos trabajar la madera? ¿Cómo podemos hacer esto? Pues, fácil, podemos trabajar sobre viejos muebles, o reciclar aquella madera que tenemos en casa y que pensábamos que no tenía ya más oportunidad de brillar.

La verdad es que todo está en nuestra creatividad. Podemos restaurar viejos muebles o sillas, sin tener que deshacernos de ellos y pagar grandes sumas por otros nuevos. Porque con un poco de imaginación podemos hacer que la pieza luzca totalmente nueva.

¿Cómo hacer Barniz Casero?

Un Barniz Ecoamigrable

También tenemos la opción de transformar aquellos muebles viejos que tenemos en casa, o trozos de madera que pensábamos botar a la basura. Si aun así eres una persona que se siente preocupada por el daño ambiental y buscas revertirlo, debes saber que cuando usas pinturas industriales y demás productos sintéticos, también hacemos una pequeña herida al planeta, especialmente por el mercurio, el cual es un ingrediente que llevan casi todos los productos para pintar.

Para que no comprometas tu salud, ni la vida del planeta entero o el futuro de las próximas generaciones, debemos intentar minimizar el uso de todos estos productos nocivos, o reemplazarlos por otros. Por ello, hoy queremos proponerte realizar un barniz en casa que dará un acabado divino a tus piezas de arte.

Bien sea a los muebles que compres a la carpintería, o cuando restaures los tuyos, o hagas manualidades u otros trabajos decorativos, este barniz siempre trabajará con un efecto que no es nocivo, sino amigable con el ecosistema.

Así que compartiremos contigo una serie de recetas que no comprometen al medio ambiente y te permitirán fabricar tus propios barnices. Los mismos quedarán geniales y te proporcionarán los distintos tonos que necesitas para proteger la pieza. Además de salvar el ambiente, protegerás también tu monedero, ya que estas alternativas son mucho más económicas que los productos que encontramos en muchas tiendas.

Muchas de las fórmulas que se necesitan para elaborar barniz solo requieren que se mezclen algunos tipos de vinagres, así como de metal. Pero, ¿de dónde podemos obtener el metal? Pues, en casa siempre tenemos y quizá no nos damos cuenta. Los podemos obtener de viejos clavos que estén oxidados, o de aquellas esponjas de alambre o acero.

Cómo hacer barniz casero

Receta para hacer barniz casero

Para hacer barniz en casa necesitaremos distintos materiales. Compartiremos varias recetas que llevan una fórmula distinta, todas con ingredientes caseros. Así que lee con atención y empieza tu propia fábrica de barniz.

 

Primera receta: Con vinagre blanco

Ingredientes:

  • Una taza y media de vinagre blanco.
  • Una esponja de acero.

Para hacer este barniz con estos ingredientes es necesario que coloquemos la esponja de acero con el vinagre en un frasco con vidrio y luego debemos esperar la reacción.

 

Segunda receta: Vinagre Balsámico

Ingredientes:

  • Una taza y media de vinagre balsámico.
  • Una esponja de acero.

También se debe colocar en un frasco de vidrio y esperar la reacción del vinagre.

 

Tercera receta: Vinagre de Manzana

Ingredientes:

  • Una taza y media de sidra de manzana.
  • Una almohadilla o esponja de acero.

Sumerge la esponja en un frasco con el líquido.

 

Cuarta receta: Clavos Oxidados

  • Una taza y media de vinagre blanco.
  • Un puño de clavos que ya estén oxidados.

Estos clavos también los debemos sumergir en el líquido, usando un frasco de vidrio.

 

Quinta receta: Granos de Café

Solo se necesita una taza de granos de café.

 

Sexta receta: Bolsitas de Té

Se precisa una caja de bolsitas de té.

 

Séptima receta: Pintura Acrílica

Se debe usar un poco de pintura acrílica con agua.

 

Método de Preparación de Barnices Caseros

En el caso de las primeras cuatro recetas:

El frasco no debe tener la tapa muy ajustada, ya que es necesario que entre un poco de aire para que pueda ocurrir el proceso de oxidación, gracias a la presencia del oxígeno. Debemos dejar los ingredientes mezclados por unas 24 horas y luego debemos retirar la mezcla para que no continúe la oxidación, y preparar más si así lo deseamos, o solo extraer el ingrediente con el metal, es decir, la almohadilla o esponja.

Esta mezcla será la que apliquemos sobre la madera. El resultado será nuestro barniz. Sin embargo, no observaremos los cambios sino luego que hayan transcurrido diez minutos. Algunas veces la madera se puede oscurecer luego que hayan pasado las primeras 24 horas.

El color que observemos en la madera tampoco será el mismo para todas las mezclas, por ello debemos ir testeando cuál es la que más nos conviene. O, si ya lo hemos hecho, sabremos cuál usar. Por ejemplo, ya sabemos que la mezcla con vinagre balsámico es una de las más fuertes u oscuras, pero el efecto en la madera es sutil o tenue.

 

Para las quinta y sexta receta:

Que se preparan con té o café, se debe escoger la tonalidad que busquemos para nuestra madera. Se preparan tal como cuando los vamos a consumir, pero en lugar de ello, duplicamos las cantidades.

Por ejemplo, si para preparar una taza de té usamos normalmente una bolsita, para hacer nuestro barniz usaremos cinco o cuatro. Incluso, para un litro de agua podemos llegar a usar hasta diez bolsitas. Lo mismo para el café, siempre debemos aumentar la cantidad para tener más concentración y reforzar esta tintura natural.

Todas las mezclas mencionadas nos permiten obtener tonos grisáceos o marrones, todos estos tonos también son muy hermosos y quedarán estupendos en nuestra madera.

 

Para la septima receta:

No obstante, también puede darse el caso de que queramos aplicar color a la madera, pero en lugar de usar un barniz dañino e industrial, resulta un poco más sustentable si tomamos unas gotitas de pintura acrílica y las diluimos en una cantidad generosa de agua. Luego la podemos aplicar sobre la madera, tal como el resto de los barnices que hemos preparado. Este es el caso de la séptima mezcla. Parece que no es muy natural su composición, pero sí es menos dañina que el barniz en sí y la podemos usar solo si necesitamos color.

Todas estas opciones nos permiten hacer nuestro propio barniz en casa, y de una manera ecológica y sostenible.

Si lo que buscas es una opción de fabrica que al mismo tiempo sea ecologicamente amigable, puedes ver el Barniz al Agua. Una opción lista para el uso, animate en probarlo.

Pintura para Madera

Título
Fecha
Artículo
Cómo hacer Barniz Casero
Estrellas
51star1star1star1star1star

Deja un comentario

error: Contenido protegido






close

​Apúntate ​y Recibe nuestra Guía de Pintado