Cómo hacer mosaicos con azulejos

Admirar la creatividad de la naturaleza es lo que ha motivado a muchas personas a crear maravillas que todos podemos disfrutar. Todos nos sentimos maravillados al deleitarnos viendo los mosaicos por el delicado trabajo y dedicación que percibimos en el proceso de coleccionar cada pieza para lograr un proyecto final. Realmente, en un mosaico el resultado es mayor que la suma de sus partes.

Muchas construcciones arquitectónicas como las catedrales y algunas iglesias y castillos muestran piezas elaboradas exclusivamente con la técnica del mosaico bien sea en ventanas usando vidrio, o el los techos, pisos y paredes con la ayuda de los azulejos.

Usos de los mosaicos con azulejos

En nuestros hogares, podemos utilizar la técnica del mosaico para aprovechar los azulejos que tenemos bien sea porque se han roto, o que nos han quedado de arreglos anteriores.

Asimismo, si tenemos un proyecto específico en mente, podemos ir a la tienda a comprar los azulejos que nos ayuden con este proyecto. No tienes que ser un experto para aprovechar estos materiales y decorar algún espacio de tu casa con belleza, elegancia y facilidad.

 

¿Qué necesitas para dar tus primeros pasos en el mundo de las manualidades y lo artístico haciendo mosaicos con azulejos?

Lo primero es definir el área en la cual vas a trabajar tu mosaico. Un mosaico de azulejos se puede colocar casi en cualquier superficie, pero asegúrate de que esta superficie resista el peso de los azulejos y los materiales adhesivos que vas a utilizar para cubrir y unir los azulejos.

Tu superficie puede ser un tablero de DM para un proyecto de decoración interior, o una base liviana de cemento si tu proyecto se encuentra al aire libre. Pudiera ser que quieras aprovechar una vieja bandeja de aluminio que también se presta a la perfección para estas tareas, o adornar un matero.

Segundo, si quieres que tu trabajo de pegar los azulejos no sea tan complicado, escoge superficies de trabajo que no tengan curvas, si tiene muchas curvas se requerirá de mayor esfuerzo para pegar los pedazos de azulejos más pequeños y hacer las curvas vistosas.

Una vez que decidas cuál superficie trabajarás deberás limpiar cuidadosamente la base para evitar que los restos o cualquier objeto indeseable se adhiera a tu mosaico creando una irregularidad.

Para limpiar la base, usa una esponja húmeda. Luego, deja que la base se seque completamente antes de comenzar a colocar el resto de los materiales.

 

Fotos e imágenes de Ideas para hacer mosaicos

 

Cómo empezar a hacer tu mosaico con azulejos

Diseña tu mosaico sobre esta superficie para que sea muy fácil colocar los azulejos sobre el diseño. Trata de diseñar unas figuras que no requieran de mucho detalle por cuanto deberás trabajar más ajustando el tamaño de los azulejos.

También deberás remover cualquier sobrante de los azulejos si estás reutilizándolos. En este caso, usa jabón y agua, y deja que sequen por completo luego de limpiarlos.

Ahora bien, sea que decidas comprar los azulejos en una tienda, o reutilizar los que tienes en casa es recomendable que decidas el tamaño y el diseño de tu mosaico.

Cuando determines qué quieres lograr al final, puedes proceder a cortar los azulejos con mucho cuidado para que se ajusten a tu diseño. Retira cualquier partícula de polvo que pueda quedar en los azulejos una vez que los cortes.

Cuando ya tengas el esquema del diseño dibujado sobre tu superficie de trabajo, puedes continuar y ubicar los azulejos en los lugares que te parecen mejor para tu diseño antes de pegarlos. En este paso, puedes recortar algunos azulejos si deseas piezas adicionales antes de comenzar a pegarlos.

 

Cómo cortar y pegar los azulejos

  • Para cortarlos, envuélvelos en un paño, y así los puedes golpear con un martillo de madera o un martillo de pegar azulejos que viene con un extremo reforzado en goma. Es de suma importancia que controles la fuerza de los golpes para no dañar la superficie de los azulejos y obtener los tamaños deseados en tus azulejos.
  • Selecciona las masillas para pegar azulejos que más te convengan. Puedes comprar un adhesivo epóxico, o de tipo acrílico. Revisa bien las instrucciones de uso de las masillas para que sepas si son las apropiadas para tu proyecto y cómo se usan antes de comprarlas. Si compras masilla en polvo para mezclar, sigue bien las instrucciones del empaque.
  • Para contener los materiales adhesivos que vas a colocar, deberás ubicar unas láminas de aluminio a los bordes del tablero que vas a usar para darle un acabado más elegante a tu trabajo. Deja que las láminas de aluminio sequen bien.
  • Para colocar la masilla puedes usar guantes y espátula y así proteger tus manos. Si quieres coloca la masilla sobre el área a pegar del diseño o sobre cada pedazo de azulejo directamente para que puedas ubicarlo en la posición correcta.
  • Presiona cada pedazo de azulejo para asegurarte de que quede bien pegado. No dejes espacios vacíos debajo de cada pieza para evitar que puedan desprenderse con facilidad. Aprovecha mientras la masilla está húmeda para ajustar cada pieza en tu diseño.
  • Trabaja ordenadamente haciendo filas de un extremo a otro dejando espacios equivalentes entre cada azulejo. Estos espacios se llenarán con masilla de juntas para azulejos y así completarás tu diseño.
  • Cuando termines de colocar los azulejos, deja que se seque un poco la masilla para que puedas limpiar los azulejos. Luego, rellena todos los espacios con la masilla de juntas para azulejos. Esta masilla puede ser de cualquier color que combine con tus azulejos y los haga resaltar.
  • Deja que el proyecto se seque sin que se endurezca por completo.
  • Después que el material adhesivo esté seco, lo cual puede variar dependiendo del material que hayas comprado (lo ideal es revisar con anticipación las instrucciones del paquete); usa una esponja húmeda para limpiar el exceso de masilla que pudiera haber quedado sobre los azulejos en el mosaico para que se pueda apreciar mejor tu diseño del mosaico.
  • No permitas que pase mucho tiempo antes de limpiar los restos de masilla con una esponja. Si el material se endurece demasiado no podrás remover los restos fácilmente y puedes dañar tus azulejos y tu diseño.

 

Recomendaciones adicionales

  • Los materiales epóxicos tardan entre 12 y 24 horas para secar bien.
  • Puedes sellar tu mosaico para protegerlo del uso o de las condiciones de humedad y temperaturas. En este caso, dependiendo del tipo de sellador que escojas quedará más brillante y con acabado pulido o con un acabado mate.
  • Puedes dejar secar entre cada aplicación de las capas de sellador y aplicar dos o tres capas sobre el mosaico.
  • Antes de usar tu mosaico, deja que todos los materiales estén bien secos y consolidados.

Hacer un mosaico con azulejos es divertido y vale la pena intentarlo.

Título
Fecha
Artículo
Cómo hacer mosaicos con azulejos
Estrellas
51star1star1star1star1star

Deja un comentario







close

​Apúntate ​y Recibe nuestra Guía de Pintado