Cómo Hacer un Cubreradiador, un proyecto útil la para decoración de casa

Hacer un cubreradiador es uno de los mejores proyectos de decoración que nos podemos plantear cuando se trata aportar elegancia a rincones específicos de nuestro hogar. Por lo general, un cubreradiador de diseñador es una pieza costosa que muchas veces no incluimos en nuestros presupuestos. Sin embargo, sabemos que somos capaces de hacer este proyecto en poco tiempo en casa con muy buenos resultados.

Un cubreradiador puede ser muy útil y decorativo porque permite disimular la apariencia de los radiadores que son grandes, tienen tuberías y realmente no son decorativos. Así es, a pesar de que los radiadores son muy necesarios por el bienestar que generan, no se distinguen por su belleza. La única solución que se puede presentar a esta situación es la de ocultarlos usando pantallas o molduras para integrarlos al estilo de los espacios en los que se encuentren.

hacer_un_cubreradiador

macetas-de-cementoDiseñando Nuestro Cubreradiador

Es interesante tener en cuenta que un cubreradiador puede funcionar como soporte para colocar algunos objetos decorativos y evitar accidentes molestos con la estructura normal del radiador.

Los siguientes pasos te ayudarán en la sencilla tarea de construir tu cubreradiador.

 

Iniciando el proyecto

A la hora de iniciar el proyecto, debemos tener en cuenta varias cosas:

  • Toma las medidas del radiador (altura, profundidad, y anchura) incluyendo las tuberías y cualquier manija externa.
  • Agrégale a cada medida tomada unos dos centímetros de holgura para asegurar que las pantallas tapen todo el equipo y se deslicen con facilidad.
  • Diseña con cuidado cómo quieres que luzca tu cubreradiador.
  • Selecciona el material o materiales que quieres usar para el cubreradiador. Te recomendamos que utilices madera o MDF por lo simple de trabajar. Puedes igualmente combinar los lados y encimeras de madera con pantalla de metal.
  • En ambos casos, la idea es poder remover el cubreradiador cuando sea necesario tanto para la limpieza como para hacerle mantenimiento al equipo o su uso continuo.
  • Si te interesa un cubreradiador permanente, entonces los materiales que escojas tanto para los laterales, el tope y la tapa que cubre el frente deben ser resistentes a las temperaturas del radiador y dejar pasar el calor producido por el equipo.

Pintura_para_Madera

Trabajando los materiales:

Se puede usar cada material para sacarle provecho a la hora de diseñar el nuestro:

Cubreradiador de madera

cubreradiador_madera

Cubreradiador de metal

  1. Si usas MDF, madera o metal, lo primero que debes hacer es realizar los cortes necesarios para tu diseño. Para el modelo que proponemos, usarás dos piezas laterales de la misma medida y el tope que puede ser un poco más amplio para que puedas utilizar la superficie para colocar algunos adornos sencillos.
  2. La mayoría de las tiendas que venden estos materiales de carpintería también ofrecen el servicio de cortado y ajuste de las piezas a las dimensiones que se requieren. Lo anterior es una ventaja si no dispones de algunas herramientas de corte en casa.
  3. Sin embargo, como sea que decidas trabajar tus materiales, es indispensable que siempre extremes las medidas de seguridad para evitar accidentes.
  4. Es recomendable redondear los bordes del tope para mayor seguridad y para suavizar las líneas del diseño.
  5. Te recomendamos que uses un material más liviano para la tapa del radiador. La tapa que corresponde al frente del radiador es la pieza de mayor superficie, pero como no llevará peso, se pueden utilizar diferentes materiales para su construcción.
  6. Si optas por una tapa de madera o MDF puedes hacer aberturas decorativas que sirvan para el paso del calor. Siempre puedes remover la tapa en temporadas de uso del radiador para alargar la vida útil de los materiales del cubreradiador.
  7. Por el contrario, si utilizas una tapa metálica con orificios, por ejemplo, el cubreradiador será de uso permanente todo el año incluso cuando debas usar el radiador.
  8. Para los materiales de metal deberás aplicar bases anticorrosivas y pinturas acrílicas. Tanto la madera como el metal tendrán mejor acabado cuando cierres los poros de los materiales con base para pintura. Recuerda limpiar bien con un paño las superficies que hayas lijado para asegurar que, al pintar, la pintura quede homogénea.
    Combinando las piezas
  9. Cuando el tope y los laterales son de madera, deberás usar clavos, pegamento y tornillos para ajustar y unir las piezas. Deja que el pegamento seque apropiadamente.
  10. Para realizar el diseño en la tapa de madera del frente del cubreradiador puedes usar herramientas para cortar. Cualquier diseño artístico para la superficie de la tapa es válido desde figuras geométricas regulares o irregulares hasta figuras elaboradas e incluso personajes infantiles para el cuarto de los más pequeños.
  11. Si por el contrario trabajas con metal, puedes usar remaches metálicos para asegurar las piezas. Cuando termines de pegar toda la estructura, lija las irregularidades y limpia bien.
  12. Te recomendamos dejar una abertura para retirar la tapa del cubreradiador de ser necesario. Además, puedes colocar un gancho o una varilla en un lateral que sirva para colocar al calor piezas pequeñas como guantes y bufandas.
  13. Pinta la estructura usando tus colores favoritos para que combine con los objetos y muebles que tienes en tu hogar.

Pintura_para_Metal

Asegurando el cubreradiador a la pared

  1. Como el cubreradiador es una estructura que se superpone al equipo, es buena idea que las piezas que hacen el cubreradiador queden fijas. Lo menos que se quiere es que por accidente rocemos el cubreradiador o que alguien se apoye a éste y se caiga la estructura. Hagamos un trabajo de calidad.
  2. Ahora bien, un cubreradiador debe tener la característica práctica de poderse quitar cuando sea necesario por cuestiones de mantenimiento y limpieza. Por eso, podemos usar un mecanismo para que sujetemos las piezas a la pared. En este caso, se pueden colocar unos tornillos en la pared de manera que queden ocultos a la vista. Este mecanismo de seguridad va a mantener el cubreradiador en su posición a la vez que permitirá que soltemos los sujetadores para quitar el cubreradiador.
  3. Hay otras posibilidades interesantes en cuanto a los materiales de la tapa del cubreradiador. Por ejemplo, se puede usar del mismo tejido que tienes en cortinas o muebles, así combinará a la perfección. Para esto solo puedes usar tubos de cortinas y hacer una cubierta con presillas.

 

Como ves, este proyecto de hacer un cubreradiador sacará tus mejores cualidades creativas y artísticas. Podrás invertir mejor tu dinero mientras haces lucir espléndido tu hogar.

Título
Fecha
Artículo
Cómo Hacer un Cubreradiador
Estrellas
51star1star1star1star1star

Deja un comentario







close

​Apúntate ​y Recibe nuestra Guía de Pintado