Cómo Lacar una Puerta

Lacar una puerta no tiene complicación, ya que con una capa de laca podemos cambiar totalmente la apariencia de la puerta. Para lograr un trabajo de acabado profesional requiere preparaciones extensas y capas múltiples.

El lacado es un acabado, es una forma de caracterizar el aspecto de puertas, muebles o paredes, bien sea de color o transparente. Como resultado tenemos superficies con un color continuo y duradero.

Este tratamiento puede ser realizado aplicando color o simplemente con transparencia. Este proceso ofrece un acabado brillante, mate o satinado con diferentes colores.

¿Cómo Lacar una Puerta?

Para su aplicación se utiliza por lo general pintura de esmalte o pintura de poliuretano de dos componentes y se aplica pulverizando una serie de capas y esperando que seque una antes de aplicar otra.

Otros de los pasos fundamentales para el lacado es el cepillado y el lijado ya que son los responsables de dejar el acabado brillante, el motivo principal por el que se usa esta técnica.

Tienda Online de lacas para madera

Ventajas del lacado

  • La principal ventaja del lacado es dar vida a las superficies compactas de cualquier color.
  • Es una herramienta para dar otra vida a puertas antiguas o cualquier pieza de madera maciza que con el paso de tiempo perdió su color original o que sencillamente no va bien con la decoración.
  • La calidad del lacado depende exclusivamente del cuidado que se le dé a las piezas así como también el tiempo y el cuidado.

Esta guía te enseñará cómo eliminar la pintura vieja y poner una nueva capa. Si la puerta está hecha de madera de alta calidad, resalte su calidez natural lacándola.

Recomendaciones Generales para el Lacado de una Puerta

Antes de comenzar, se debe leer detenidamente las instrucciones del decapante (en caso de tener que usarlo) y se deben tomar todas las precauciones del producto que se está utilizando. Si puede, quite la puerta de sus bisagras y trabaje en un garaje o espacio libre de casa, especialmente si tiene niños pequeños o mascotas.

Otros artículos que te sugerimos ver acordes a lacar puertas:

Lacar una Puerta Paso a Paso

Paso 1: Preparación

  • Retire todos los accesorios de la puerta antes de comenzar, esto hará que el resto del trabajo sea mucho más fácil. Si puede quitar fácilmente cualquier pantalla o vidrio, mucho mejor.
  • Si no se puede, pegue con cinta adhesiva los bordes para que la laca no se adhiera (la laca es fácil de aplicar pero no tan fácil de quitar).
  • Aproveche este tiempo para eliminar cualquier parte dañada bien sea manillas o bisagras en mal estado.

 

Paso 2: Lijado o Decapado

  • Antes de aplicar una nueva capa de laca para madera, se debe lijar el acabado anterior. Incluso si el acabado anterior todavía está en buenas condiciones, debe lijar para tratar de desnudar la puerta del material anterior. Esto promueve una buena adhesión de la nueva capa de laca.
  • Si el acabado anterior está en malas condiciones, tendrá que dedicarle más tiempo al lijado. Lije hasta que toda la superficie de la puerta se encuentre completamente pareja, sin dejar manchas ni decoloraciones. Es posible que tenga que lijar hasta la madera desnuda en algunos lugares.
  • Como con todos los proyectos de lijado, recuerde lijar suavemente a lo largo del grano de la madera.
  • Para obtener los mejores resultados, la puerta debe volver a su madera desnuda o lo más cerca posible.
  • Cualquier barniz o pintura escamosa vieja debe eliminarse.
  • Si existen rasguños profundos, agujeros o piezas de moldura, se deben llenar con un relleno de madera de plástico del mismo color. Luego frote la superficie con papel de lija fino, trabajando con el grano de madera.

 

Paso 3: Polvo, Residuos, climas

  • Una vez finalizado el lijado, se debe eliminar todo el polvo de la superficie con un trapo.
  • En un trozo de tela de algodón seco y sin pelusa, espolvoree laca que se haya diluido con trementina de 25″. Exprima con fuerza, luego escurra la tela hasta que esté casi seca.
  • Para un buen trabajo de lacado todo debe estar limpio: cepillos, materiales y superficies, así como el área circundante. ¡No realices el trabajo al aire libre! en un día ventoso, el polvo y hojas podrían caer en tu proyecto.
  • Aparte del viento, hay otras condiciones climáticas a tener en cuenta. Las operaciones en equipo por debajo de 10 grados pueden causar problemas. La humedad también es un problema; puede causar «floración»: una fina película blanca causada por la humedad sobre la laca mientras se seca.

Paso 4: Tintado

  • Podemos tintar la puerta, si estamos seguros de haber eliminado completamente la pintura antigua o si estamos frente a una puerta completamente nueva.
  • En la mayoría de los casos se puede aplicar con un pincel o un trapo, y debemos permitir que penetren durante varios minutos antes de limpiar el exceso con un trapo seco.
  • Siempre use trazos que vayan con el grano de la madera, ya sea que esté aplicando o limpiándo.
  • En la mayoría de los casos se necesitan hasta 24 horas para secarse y penetrar.

 

Paso 5: Lacado

  • Con guantes protectores, aplique uniformemente la primera capa de laca para madera.
  • Permita que cada capa se seque y frote la puerta entre las capas con papel de lija muy fino para eliminar cualquier grano de pintura. Esto también ayudará a que se adhiera la siguiente capa.
  • Elimine el polvo con un paño húmedo y deje secar antes de aplicar la siguiente capa.
  • De dos a tres capas de pintura deberían ser suficientes, dependiendo del acabado requerido.

 

Paso 6: Finalizado

Cuando la laca esté completamente seca, vuelva a colocar las manijas de las puertas o cualquier otro accesorio de la montura que se retiro al iniciar el trabajo.

Título
Fecha
Artículo
Cómo Lacar una Puerta
Estrellas
51star1star1star1star1star

Deja un comentario

error: Contenido protegido






close

​Apúntate ​y Recibe nuestra Guía de Pintado