Cómo lijar un mueble, La guía Completa

Debemos entender que al momento de lijar un mueble nos ayudará conocer las distintas técnicas de lijado de la madera. Es fácil saber cuándo un mueble necesita ser lijado: solo te debes guiar por su apariencia. Un mueble que tenga marcas y rayones en su superficie, o que luzca opaco y haya acumulado grasa y otros residuos es un buen candidato para probar tus técnicas de lijado.

Además, támbien puedes lijar un mueble para cambiarle el color. Generalmente, las personas acostumbran colocar directamente la pintura nueva sobre la pintura anterior, pero luego un tiempo la pintura acumulada se dañará y se caerá dejando el espacio sin cubrir. Todo esto arruinará la estética del mueble. Lo ideal es quitar o remover las capas de pintura acumulada antes de proceder a lijar el mueble.

Lijar_suelo_tarima

¿Cómo lijar un mueble de Madera?

En las tiendas de carpintería puedes conseguir productos químicos que quitarán la pintura acumulada con mayor facilidad. Solo deberás aplicarlo y esperar. Posterior a esto, se puede lijar el mueble variando el grosor de la lija que se use.

teñir_madera_de_blanco_4

Sin embargo, se puede usar papel de lija de granulado grueso para quitar la pintura. Cuando se llegue a la madera después de la pintura, se debe cambiar de lija de granulado grueso a una de granulado medio para ir suavizando la superficie. Finalmente, se usará una lija de granulado suave para darle un acabado más homogéneo a la madera.

 

¿Por dónde empezar a la hora de Lijar un mueble?

La decisión de lijar un mueble puede surgir por muchos motivos: recuperar su apariencia, cambiar su apariencia, combinar o, simplemente, actualizar tu casa.

  • Procede a planificar tu proyecto con ayuda de los expertos de las tiendas de materiales. Estas personas te pueden indicar cuáles son las mejores marcas no solo por su precio sino también por la calidad, rendimiento y eficiencia en el trabajo que hagan.
  • Luego de organizar tus materiales y espacios para el lijado del mueble de madera deberás cubrir el piso y otros muebles para evitar que el contacto con el polvillo se convierta en un problema de logística.
  • Limpia bien tu mueble para que hagas un recuento de las imperfecciones que deberás resolver para dejar el mueble en mejores condiciones.

  • Repara lo que necesite ser reparado en el mueble antes de lijar.
  • Si el mueble se puede desmontar y desarmar completamente, será mucho más simple poderlo lijar y renovar. Tendrás alcance a esquinas y rincones con mayor facilidad.

 

Lijando el mueble

  • Comienza a lijar el mueble, siempre atento a las características del mismo. La manera más recomendable es lijar manualmente, especialmente las partes del mueble que no son de fácil acceso para una lijadora doméstica y siempre en dirección a la veta de la madera.
  • Evita presionar usando mucha fuerza en un solo sitio mientras lijas. El movimiento de lijado debe ser efectivo pero suave.
  • Se puede usar la lijadora eléctrica en aquellas partes del mueble que tienen superficies planas.
  • Es importante no aplicar presión mientras se usa la lijadora eléctrica para evitar hacer impresiones sobre la superficie. Aunque las lijas suaves pueden servir para homogeneizar el acabado, si se aplica presión se puede dañar áreas específicas del mueble.
  • Limpia y revisa las superficies lijadas para asegurarte que no dejas espacios ásperos o irregularidades en las superficies.
  • No hagas círculos al lijar. Cuando mueves la lija sobre la superficie, bien sea manualmente o mecánicamente estarás dejando la huella sobre la madera.
  • Por lo tanto, el cambio de granulado es una excelente idea para poder lograr el efecto deseado al lijar. Las lijas con granulado más grueso sirven para remover pintura y homogeneizar la apariencia. Con las lijas más suaves podrás terminar de lijar con menos presencia de marcas por las lijas.

 

¿Qué materiales necesitas para lijar un mueble?

  • Puedes usar una lijadora eléctrica doméstica para lijar algunas partes planas del mueble lo cual te hará la tarea menos tediosa.
  • También, puedes lijar unas partes más delicadas del mueble a mano, usando un taco para lijar o una esponja para lijar.
  • En cualquiera de los casos, requieres distintos tipos de papel de lija. Asegúrate de tenerlos a la mano porque lijar con granulado grueso de 100, 150 o 180 granos puede dejar marcas que se eliminarán fácilmente con un tipo de granulado más suave de 220 granos.
  • Te recomendamos usar los implementos de seguridad, estos te ayudarán al momento de enfrentarte a los efectos del lijado en tu salud. Recuerda que el polvillo que se produce mientras lijas un mueble de madera terminará por afectar tu sistema respiratorio, la piel y tu vista.
  • Adquiere lentes de seguridad, guantes, mascarillas y protectores auditivos para aminorar el daño que puede causar el polvillo en tu organismo.
  • Necesitarás tener a tu disposición un buen equipo de limpieza tanto para recoger el polvillo después de lijar, como para limpiar las superficies que estás lijando. Con una aspiradora podrás alcanzar hasta el último rincón de tu hogar o área de trabajo. Un buen cepillo y un pincel serán de gran utilidad para sacudir el mueble antes de someterlo a cualquier tratamiento químico de protección o acabado. Un paño de limpieza te permitirá ir liberando la superficie lijada de incomodas partículas o residuos que se adherirán a cualquier material de sellado o pintura posterior que quieras aplicar.

 

Consejos y Recomendaciones Finales a la hora de lijar de un mueble

Finalmente, las recomendaciones más importantes para este tipo de proyecto son las del cuidado de tu salud durante el proceso de lijado. Dado que lijar implica trabajar horas expuestos al polvillo, sonido y esfuerzo físico, es primordial mantenerse hidratados y tomar descansos cada cierto tiempo.

Entre estos descansos puedes aprovechar para observar bien el trabajo realizado y tomar notas de cuáles lugares del mueble necesitan una segunda lijada, y que otros lugares están listos.

Estos proyectos, igualmente, requieren que pases gran parte del tiempo de pie y haciendo fuerza con tus brazos y espalda. Realizar unos pequeños estiramientos previos serán la diferencia entre músculos cansados y músculos maltratados por el exceso de esfuerzo. Trabajar en los proyectos de renovación, y mantenimiento de los muebles siempre genera muchos beneficios para el hogar y te pone a la vanguardia de las alternativas que existen para invertir y sentirte satisfecho.

Título
Fecha
Artículo
Cómo lijar un mueble
Estrellas
51star1star1star1star1star

Deja un comentario

error: Contenido protegido






close

​Apúntate ​y Recibe nuestra Guía de Pintado