La Mejor manera de Pintar una fachada rugosa

Una nueva capa de pintura puede hacer maravillas para transformar el aspecto exterior de su hogar. Puede ayudar a darle a su hogar una identidad. Aunque la pintura ofrece una manera rápida y fácil de hacer un cambio gratificante, la falta de una buena preparación de la superficie puede decepcionarlo todo.

La preparación es esencial para lograr un buen acabado exterior. Pero, desafortunadamente, es algo que la mayoría de las personas deja pasar. La preparación de la superficie generalmente tomará más tiempo que la pintura en sí, y es algo esencial para lograr un trabajo impresionante.

¿Cómo Pintar una fachada rugosa?

Intentar pintar una pared con textura puede ser una tarea un tanto complicada, si no conoces la forma de hacerlo. Los pinceles, brochas o rodillos de pelo corto tradicionales tienden a saltearse los picos, los valles y las hendiduras, dejando parches antiestéticos que requieren pases múltiples para cubrirse por completo. Lo ideal es usar rodillos de lana o de pelo largo, en nuestra tienda online de pinturas, encontrarás todos estos accesorios.

Si se está preparando para un trabajo de pintura, siga esta guía sobre cómo pintar una fachada rugosa. Explica de forma meticulosa el paso a paso además le permitirá pintar sobre cualquier pared texturizada con resultados estelares y un esfuerzo mínimo.

¿Qué pintura debo usar para pintar una fachada rugosa?

Existen muchos tipos de pintura en el mercado, pero la mejor pintura para las fachadas es sin duda  los revestimientos de fachadas, ya que son resistente al clima, además cumple una función adicional ya que sirve de protección contra los rayos UV, es micro poroso y sobretodo seca rápidamente. Contienen resinas especiales para aguantar la intemperie que es nuestra finalidad a la hora de pintar: decorar y proteger.

Aunque en realidad se puede usar más tipos de pinturas siendo muy buena opción el uso de pinturas plásticas de exterior o pinturas de caucho (para impermeabilizar). Sin duda las pinturas acrílicas mates son las ideales en este trabajo por su durabilidad, además tiene un acabado de bajo mantenimiento que es lo suficientemente reflectante para resaltar los detalles de la textura de la pared: un brillo satinado o semi brillante, en lugar de un acabado mate plano.

¿Qué color es el más adecuado para fachadas?

A la hora de escoger los colores de tu fachada, ten en cuenta estos pequeños consejos. Nos podemos fijar en la exposición solar que tendrá el paramento, y así, escoger los colores más claros cuanta más luz tenga nuestra fachada. Los colores claros tienen un índice de reflectancia solar más alto  por lo que las pinturas de revestimiento que han sido pintadas con colores claritos absorben menos calor y tienen una durabilidad más elevada.

Debes tener en cuenta los acabados arquitectónicos. Nosotros de manera estética os podemos recomendar elegir hasta 3 colores que armonicen la estructura del edificio y además creamos contrastes y marcamos unas líneas decorativas perfectas y de buena decoración. También es importante tener en cuenta los colores de los edificios colindantes y mantener una armonía. Si quieres ver los colores de fachada más usado, puedes verlos en nuestro revestimiento en colores.

¿Cuál es para nosotros la mejor pintura para pintar fachadas?

Con más de 30 años en el mundo de la pintura, queremos hacer mención a lo último en pintura para fachadas. Es una pintura biosostenible de la marca TITANLUX con características como:

  • Protección contra la penetración
  • Control de Humedad
  • Aumento de resistencia

Contiene todos los certificados ecológicos del mercado además de una calidad excepcional. Pincha aquí para verlo: Pintura biosostenible R-90N

 

PASOS PARA PINTAR UNA FACHADA RUGOSA

Paso 1: Limpiado la pared

El primer punto a tener en cuenta en este paso previo a la pintura es sin duda la limpieza, en las fachadas y cualquier otra superficie rugosa, es más común que se llene de suciedad así que lo mejor que se puede hacer para mejorar y preparar las superficies para la pintura es limpiarlas muy bien, para esto se debe contar con un cepillo de cerdas muy fuertes, agua y un poco de jabón o si se tiene disponible la ayuda de un hidrojet. Este paso dura poco pero se debe dejar secar muy bien la superficie antes de comenzar el proceso de pintura, ya que es una superficie rugosa no basta solo con pasar un paño húmedo, esta actividad debe ser un poco más ruda.

Paso 2: Eligiendo Brochas o rodillos.

Este paso lo determinará sin lugar a dudas el tamaño de la superficie, además de los adornos de las superficies, no es lo mismo pintar una fachada texturizada lisa que una fachada texturizada con muchos adornos de color diferente con molduras u otros accesorios.

Si es la primera se puede elegir brochas muy gruesas, que puedan llevar consigo una buena carga de pintura para que la superficie no quede con valles o hundimientos sin pintura.

Si las superficies son muy grandes y con muchos valles puede elegirse entonces un rodillo de pelo largo o de lana, que cumpla la misma función que la brocha, para fachadas es rodillo es sin duda la mejor opción especialmente para lugares que son muy altos.

Paso 3: Protegiendo pisos y ventanas

La fachada está por lo general rodeada de piso, este piso sin protección puede ensuciarse. Lo ideal para que esto no suceda es enmascararlo todo con papel de piso y cinta de pintor. De esta forma se evitará tener que limpiar luego y trabajo adicional.

Paso 4: Revisando que no tenga agujeros o imperfecciones

Antes de comenzar cualquier trabajo de pintura y luego de la limpieza, es necesario revisar muy bien la fachada en busca de agujeros o golpes que puedan afectar su apariencia final. De llegar a ocurrir esto puede solucionarse aplicando un poco de yeso o aguaplast de exterior y dejar secar muy bien.

Paso 5: Pintura.

quitar_manchas_de_humedad_3

Al pintar paredes con textura, o cualquier pared, aplique una capa a la pared con trazos en forma de «W» con el rodillo o brocha para una cobertura máxima, comenzando con la esquina superior izquierda y bajando. Deje curar según las instrucciones de la pintura.

Si la decoloración u otros defectos cosméticos en la pared persisten después de que se aplique la primera capa de pintura, siga con una segunda capa y deje secar completamente.

Un rodillo de siesta grueso (busque los que están etiquetados para superficies semi rugosas). Esto permitirá que todas las fibras se hundan en las ranuras de la textura y le brindará una mejor cobertura con menos pasadas. Puede dar una segunda capa si se desea.

Paso 6: Retoques (Adicional)

Una vez que la pintura esté seca, retire la cinta del pintor. Tire en un ángulo pronunciado hacia el área que desea mantener blanca. ¡Mire esas líneas perfectamente limpia! Y los pisos completamente sin manchas.

Puede tomar un poco más de trabajo obtener líneas limpias en las paredes con textura, ¡pero se puede hacer! Ahora la fachada estará completamente remodelada y con un color espectacular sin gastar mucho dinero y hecho por usted mismo.

Aunque ya se sabe perfectamente que la imprimación se usa para adherir mejor la pintura a la pared, en este caso es una decisión completamente personal aplicarla, si, las paredes rugosas son complicadas pero la calidad de la pintura es lo que hará más fácil o difícil el trabajo ya que una pintura de mala calidad no tendrá nunca la misma cobertura que las pinturas de excelente calidad además las herramientas que se usen para estos trabajos (rodillos, cepillos, brochas, pinceles etc.) deben ser nuevos o estar muy bien cuidados, ya que esto también influirá en la calidad y resultado final.

Vídeo Tutorial de como pintar una fachada

Título
Fecha
Artículo
Pintar una fachada rugosa
Estrellas
51star1star1star1star1star

Deja un comentario







close

​Apúntate ​y Recibe nuestra Guía de Pintado