Como pintar una puerta de Madera en 4 Pasos

En este artículo nos enfocaremos en como pintar una puerta de madera. Nuestros expertos utilizan las técnicas más eficaces con los mejores materiales del mercado, y por lo tanto ofrecemos excelentes acabados para las puertas de tu casa.

Las puertas son la presentación de nuestra casa, son el umbral que conecta el mundo exterior con la seguridad del interior del hogar. Por lo tanto debemos cuidar su apariencia tanto como cuidamos de las paredes.

Bien sea de una habitación, de una casa o de un negocio, es importante cuidarlas siempre. Con nosotros encontrarás un servicio especializado en la pintura de todo tipo de puertas.

También te ofrecemos consejos útiles para que cuides de tus puertas como es debido, que desarrollaremos a lo largo de este artículo.

Es cierto que dependiendo del tratamiento que le quieras dar a la puerta existe un método u otro.

Materiales para pintar puertas de madera

 

Los materiales a utilizar para pintar una puerta de madera cuyo revestimiento anterior se mantenga en buen estado son los siguientes:

  • Lija
  • Cepillo de cerdas suaves
  • Brocha delgada
  • Pintura para madera, barniz,, imprimaciones (Depende)
  • Agua o diluyentes

 

Proceso de pintado en sencillos pasos

 

Pintar una puerta de madera es más sencillo cuando esta está en buen estado, y resulta mucho más barato y menos forzoso.

Sobre pintura de madera en buen estado

Lo primero que hay que hacer antes de empezar a pintar es revisar que la pintura de la puerta esté en buen estado y que esta no tenga ningún desperfecto, de lo contrario habrá que reparar los daños que encontremos.

Paso 1: Para saber si la pintura está en buen estado pasamos la lija sobre un área reducida de superficie. Lo normal es que las pinturas acrílicas de madera sean bastante resistentes a la fricción, por lo que si la pintura está en buen estado, esta no se desprenderá.

Paso 2: Después de pasar la prueba de resistencia, debemos continuar lijando por toda la superficie, de manera que maticemos la pintura superior.

Con esto no estamos quitando la pintura anterior sino añadiendo superficie de fricción para que la nueva pintura se adhiera mejor. Una vez hecho esto, podemos retirar el polvo de la madera con un cepillo suave y finalizar con un trapo húmedo.

Paso 3: Continuaremos aplicando una primera capa de pintura. Nos aseguramos de cubrir  toda la superficie, pintando en dos direcciones, vertical y luego horizontal.

En el caso de ser una puerta virgen, debemos aplicar una imprimación. Una selladora si la vamos a pintar de blanco o colores, o un tapaporos si la vamos a barnizar

Paso 4: Una vez que se seque la primera capa debemos aplicar dos más o una más. Cuanto más capa dejemos mejor. Pensar que la pintura es como la piel, si dejamos más grosor, más protección tendremos.  Si aparecen gotas sobre la madera debemos repasar la brocha y continuar pintando normalmente. Pero evitemos dejar que las gotas se sequen sobre la puerta.

 

Recordad el proceso:

Para pintar una puerta de blanco o colores: Imprimación selladora y después la pintura de acabado.

Para barniar: Aplicar el tapaporos y finalizar con barnizz o barniz tinte. Si vamos a trabajar con productos de dos componentes, es recomendable que tanto la imprimación como el acabado sean de dos componentes.

Materiales necesarios para reparar las puertas de madera

Como en el mundo las cosas no siempre son tan fáciles como cubrir algo viejo con algo nuevo, solemos encontrarnos con situaciones en que la pintura está desgastada, las puertas tienen golpes muy visibles y daños que debemos reparar.

Para reparar una puerta de madera es necesario contar con materiales más especializados, el tiempo de trabajo se extenderá aún más y en general será un reto más difícil, pero nada imposible para nuestro equipo de expertos.

Necesitaremos:

  • Decapante
  • Espátula
  • Imprimación
  • Esponja húmeda
  • Brocha
  • Masilla para madera
  • Lija de madera
  • Tapaporos
  • Pintura acrílica o esmalte de madera

Procedemos entonces a iniciar el proceso de reparación. Debemos tener en cuenta que para este trabajo utilizamos materiales abrasivos y potencialmente peligrosos, por lo que es necesario tomar precauciones especiales en estos casos.

 

Vídeo de como pintar una puerta

 

 

Vídeo demostrativo de como pintar una puerta. En este vídeo se aplica una marca del fabricante pero podéis escoger cualquier otra marca. Eso va en gustos.

¿Cómo reparar la madera de una puerta en mal estado?

 

Paso 1: En el caso de tener película mal adherida, debemos quitar esa superficie. Después de agitar bien el decapante o quitapinturas debemos rociarlo por toda la madera de la puerta. Esto removerá químicamente la pintura anterior que no saldría fácilmente utilizando sólo la lija. Si es en gel se le deja actuar durante media hora y luego se quita.

Es importante que nos aseguremos de protegernos adecuadamente. Se deben utilizar guantes de látex y mascarilla para evitar inhalar el decapante.

Del mismo modo este paso debe realizarse en un lugar bien ventilado para que el aire se lleve los residuos.

Paso 2: Después de reposar la puerta con el decapante durante 30 minutos, dependiendo de las indicaciones del fabricante, procedemos a remover la pintura utilizando una espátula.

Utilizamos un trapo húmedo para retirar todo el decapante que reste en la puerta. De no hacerlo la nueva pintura podría desprenderse.

Paso 3: Aplicar la masilla de madera puntualmente sobre los desperfectos, teniendo cuidado de no excedernos con la cantidad.

Cuando la masilla seque debemos lijar la madera para emparejar las reparaciones con el  resto de la superficie de la puerta, alisándola lo mejor posible.

Paso 4: Aplicar el tapaporos o selladora sobre toda la superficie de la puerta, para evitar que la pintura sea absorbida por la madera. De ser necesario aplicar varias capas del material.

Paso 5: Finalmente aplicar varias capas de barniz o esmalte de madera, del mismo modo que la aplicábamos a la madera en buen estado, hasta cubrir por completo la puerta.

 

Colocar motivos decorativos sobre puertas de madera

 

En el caso de las puertas para niños, podemos aplicarles diseños coloridos o motivos geométricos entretenidos, como estrellas, flores o figurillas. Para hacer esto basta con tener algo de creatividad extra.

Lo primero que debemos hacer es seleccionar la plantilla que queremos utilizar, desprenderla del papel protector y fijarla con cinta de carrocero a la puerta en cuestión.

Con un spray del color de tu preferencia aplicamos los diseños a la madera.

Debemos comprobar que la presión del spray sea la correcta, para evitar que la pintura se chorree o se difumine demasiado, y asegurarnos de no sobrepasar la plantilla.

Para aplicar el espray normalmente lo hacemos desde una distancia de 15 cm estándar, aunque esto puede variar según la marca que se utilice.

Cualquier duda que tengas a la hora de aplicar o tratar una puerta de madera, contáctanos o deja un comentario y te responderemos.

Summary
Review Date
Reviewed Item
Como pintar una puerta de Madera
Author Rating
51star1star1star1star1star

Deja un comentario