Estilo Shabby chic. Consejos en decoración, color y adornos para que lo hagas en casa.

Shabby chic es un estilo de diseño interior que da como resultado una apariencia desgastada y habitada. Para tranquilidad de todos este estilo añade colores suaves y una mezcla de decoración vintage y nueva.

Debemos aclarar desde el principio, que Shabby Chic no se trata de un estilo vintage, sino de algo que si bien involucra detalles clásicos o antiguos con algo totalmente moderno, es en realidad algo muy diferente a la estética retro .

El Shabby Chic es un estilo que aunque no es nada nuevo, cada vez cobra mayor relevancia dentro de las estéticas decorativas, combinando el romanticismo con la estética del desgaste, algo que en teoría suena un poco incongruente pero que realmente es de lo más atractivo hoy en día en decoraciones de interiores.

Esté término viene de la decada de los ochentas, una epoca en donde la opulencia y la decadencia estaban en el centro de atencion. Desde elegantes áticos hasta vestíbulos coporativos llenos de mármol y latón estilos que eran fáciles de encontrar.

En este artículo encontrarás todo lo que necesitas saber sobre el Shabby Chic, desde la información más relevante para entender muy bien el estilo, hasta consejos muy útiles para que tú mismo decores y personalices tus espacios al más puro estilo del Shabby Chic.

 

Origen del Shabby Chic

El Shabby Chic tiene su origen en las casas campestre de Inglaterra, de allí es de donde surge este interesante estilo que combina la muestra del paso del tiempo, con la clase y la delicadez que generalmente se asocia al gusto femenino.

La palabra Shabby significa viejo y desgastado, mientras que lo chic se refiere a todo aquello que está de moda y que al mismo tiempo tiene mucha clase y estilo. Partiendo de allí, podemos decir que el estilo Shabby Chic se refiere a esa estética que logra mostrar elegancia y categoría en interiores que muestran accesorios un tanto viejos y desgastados.

Características más importantes del Shabby Chic

  • Como ya lo dijimos, no se trata de una estética precisamente retro o vintage, sino más bien de un estilo que combina el paso del tiempo, el desgaste y la vejez, con lo romántico, lo femenino, y la clase y la fineza.
  • Dicho de otro modo, el Shabby Chic es un estilo que puede mezclar lo moderno con lo antiguo, aunque en realidad sus accesorios no necesitan representar un época en específico, sino más bien denotar el paso del tiempo, la vejez, el desgaste, al mismo tiempo que dichas características se combinan con cuestiones modernas, de mucha clase y estilo, alrededor de una estética bastante femenina.
  • Ahora, si debemos entrar en detalles más específicos acerca de lo que caracteriza a un interior decorado al estilo Shabby Chic, debemos comenzar por decir que la combinación de los muebles siempre es única, pero con características muy particulares, como por ejemplo, la combinación de una cama de maderas desgatadas, con marcas propias del paso del tiempo, una mesita de noche clásica al estilo francés, al mismo tiempo que unos muebles modernos como un tv pantalla plana con accesorios rosados.
  • Para profundizar aún más en este estilo, debemos aclarar que casi siempre busca la combinación de cuestiones clásicas con estilos modernos, pero sin tomar los detalles conservadores del primero ni muy urbanos del segundo, sino más bien todo aquello que representa clase al mismo tiempo que algo de delicadeza.

 

Consejos para conseguir un estilo shabby Chic de forma fácil y tú mismo

Hay una variedad de elementos que ayudan a caracterizar el estilo chic y desgastado. Para empezar, los muebles desgastados crean un aspecto antiguo. Algunos de los muebles son verdaderas antigüedades, revelando capas de pintura a medida que las capas exteriores comienzan a desgastarse. En otros casos, los muebles están deteriorados, lo que implica el lijado y otras técnicas que dan a los muebles un aspecto envejecido. Los esmaltes y acabados especiales también pueden crear una pieza con sentido histórico. A continuación se describen algunos consejos para la adaptación de los espacios modernos a un estilo chic y vintage.

 

Usar Colores suaves

Con esquemas de diseño que favorecen a los espacios neutros, puede ser fácil querer incorporar tonos brillantes siempre que sea posible. Sin embargo, cuando se trata del color en un estilo chic y vintage, «menos es más» es la regla de oro, incluso en piezas más pequeñas. Para redecorar un espacio o una esquina sin disuadir de un interior elegante y vintage, busque almohadas o arte de pared que muestren patrones audaces en sombras claras.

Mientras que los tonos claros juegan un papel determinante, no se puede tener un estilo chic y desgastado sin capas, lo que significa que en los principales elementos como un sofá o una mesa, los colores suaves son tan prácticos como atractivos. Cualquier cosa más pesada que el blanco fresco o el beige claro puede dar lugar a una paleta muy ocupada, mientras que los neutros moderados proporcionan un lienzo limpio.

Los colores más usuales en este estilo suelen ser los colores de tono pastel. El blanco, el rosado, el azul celeste, entre otros, suelen ser los colores que más predominan en el Shabby Chic. Ahora te comentamos los motivos por los que se usan cada uno de estos colores:

  • Blanco: suele ser el color neutro por excelencia en este estilo. Mientras otros estilos más modernos utilizan el negro como ese color que “pega con todo”, en el Shabby Chic, el color ideal para muebles y accesorios que permitan hacer juego con toda la decoración suele ser el blanco. Por ello lo vemos muy frecuentemente en muebles, de diferentes materiales, incluyendo madera pintada de ese color, con sus respectivas marcas del paso del tiempo.
  • Verde mint: desde una pared, una cerámica, hasta un accesorio decorativo, este suele ser uno de los colores que más se utiliza en las decoraciones de Shabby Chic. Más adelante te daremos algunos ejemplos de cómo el verde mint puede hacer un juego perfecto con muebles blancos en un interior decorado en este estilo.
  • Azul celeste: no confundan la decoración Shabby Chic con la de un dormitorio de bebés, recuerden que no se trata solo de los colores sino también del estado de los objetos dentro del espacio, los cuales por un lado pueden ser bastante desgastados pero con clase, mientras que también pueden estar acompañados de otros objetos mucho más modernos, de estética fina y delicada.
  • Rosado: no hace falta hacer énfasis en la una de las características del Shabby Chic es la feminidad. El Shabby Chic suele ser asociado con lo femenino, pero no por razones triviales sino por toda el aura de delicadeza y case que ronda en la mayoría de las ocasiones alrededor de la mujer.
  • Beige: en ocasiones, para variar un poco, lo que usualmente es blanco, puede ser también beige. Una pared, un techo, detalles amplios de un cuarto, pueden ser pintados de color beige dentro de una decoración al estilo Shabby Chic.

 

Por supuesto, nada más chic que un objeto desgastado sobre una tela acogedora. pero para evitar que el elemento se muy vea desgastado, hay que optar por materiales de calidad y texturas gruesas. Una baja saturación en una alfombra de área acogedora o un edredón suave como la seda ofrecerá una sensación de brisa sin perder el estilo de lujo. Todo se trata de de líneas suaves y matices que aportan un aire relajado con un encanto suave.

 

Detalles en los Adornos

Desde siluetas antiguas y diseños rizados, hasta flecos juguetones y bordes desgastados, la elegancia chic es todo acerca de los adornos. Ya sea en una almohada, alfombra o mantel, nudos, volantes y borlas, especialmente en combinaciones de colores vintage como el azul marino y el marfil refrescan los espacios apagados y juegan con el corazón anticuado de la elegancia desgastada.

Y cuando se trata de elegancia, no hay nada mejor que las maderas antiguas. Ya sea en un cofre o en una mesa auxiliar, detalles como patas estriadas y un adorno de tarta al estilo francés recuerdan a pilastras talladas, barandillas grabadas y otras reliquias de muebles de salón románticos.

Las maderas deterioradas y los metales envejecidos de la decoración rústica chic y anticuada pueden hacer que sea más fácil transmitir una tendencia chic. Es importante mantener los colores neutros, también es importante tener elementos como borlas y detalles de flores, añádidos en cada reloj, poste de cama y pomo de la puerta para lograr un estilo elegante y anticuado en su forma más refinada.

adornos shabby chic

Todos los elementos cuentan

Gracias a este concepto, usted no tiene que sacrificar artículos grandes y brillantes que no encajan con su decoración chic y anticuada. Ya sea un espejo resplandeciente, un buzón de correo de aluminio o incluso un cubo de basura plateado, hay que trabajar un poco para añadir un ambiente rústico a los artículos cotidianos, solo busque detalles de madera con un acabado desgastado y lograra ese ambiente.

Otra manera fácil de mantener el ambiente rústico y elegante es optar por piezas que equilibren la textura y el material. Una pintoresca mesita de noche con pintura desportillada combina a la perfección con un jarrón de cristal resbaladizo, mientras que un tablero de cuerda gruesa añade profundidad a las suaves patas de madera.

Por último, si lo que busca es poner acentos oscuros como el palo de rosa o la madera de mango en una decoración chic y anticuada, compense los tonos pesados y mantenga un aire alegre, plantándolos en diseños y lugares inesperados. Una maceta antigua cerca del fregadero de la cocina, o una carta caprichosa en la esquina de un estante de libros, añade un encanto sin esfuerzo al estilo chic y envejecido.

 

Accesorios Shabby Chic

¿Qué accesorios suele tener una decoración Shabby Chic? Es una pregunta que muchas personas pueden hacerse hoy en día. En el Shabby Chic hay que combinar muy bien lo desgastado con lo moderno, lo desvencijado con lo fino y delicado, por lo que continuación te contaremos cuáles y cómo suelen ser varios de los accesorios que acompañan una decoración de este estilo:

  • Flores: toda decoración Shabby Chic debe denotar elegancia y estilo, sin necesariamente caer en una estética demasiado sobria. Por el contrario, en este estilo la frescura suele ser un elemento primordial. Casi toda decoración Shabby Chic puede ser perfectamente acompañada de flores, tanto reales como simplemente estampadas, de colores preferiblemente en tonos pasteles.
  • Juegos de tazas de té: Estos son accesorios casi fijos en una decoración Shabby Chic. No debemos olvidar que este estilo es londinense, por lo tanto es obvio que el té es algo que siempre estará en el tapete. Sin embargo, tampoco olvidemos que se trata de tener mucha clase y estilo al mismo tiempo que feminidad, entonces estamos hablando de juegos de tazas decorativas con mucho glamur y romanticismo impregnado en ellas.
  • Cortinas grandes: preferiblemente en tonos claros, con tejidos quizás hasta un poco transparente que brinden elegancia al mismo tiempo que frescura. }
    Candelabros: no al estilo victoriano, de hecho pueden ser bastante sencillos, pero siempre con algún toque de clase que los distinga. Igual pueden ser también un poco desvencijados, con velas realmente modernas.
  • Jarrones antiguos: Va de la mano con los juegos de tazas, y se suelen colocar en dormitorios principalmente, aunque también en salas y áreas comunes del interior del hogar, sobre mesas de colores claros, con sus respectivos detalles que denoten desgaste al mismo tiempo que mucha sutileza.

 

Ejemplos de Shabby Chic

A continuación te describiremos algunos ejemplos de decoraciones Shabby Chic para que te sirvan de inspiración y te atrevas a decorar tú mismo tus espacios con este estilo tan interesante y estético. Ejemplos de algunos ambientes:

  • Dormitorio: Una cama de hierro forjado pintado de blanco, con maderas en tonos muy claros y desgastados con un colchón modernos, bien acolchado, y sábanas rosadas. Una mesita de noche del mismo color de la cama, con accesorios en colores de tonos pastel, y algunas rosas decorando el lugar.

  • Salón: Paredes color lila, un candelabro muy fino, sencillo pero elegante, de color dorado, con look antiguo y velas muy modernas. Algún cuadro con marco de madera desgastada y unas mesas y sillas de colores muy claros con cojines rosados.

  • Jardín: banco de hierro pintado de blanco, cojines rosados, enredaderas sobre madera desgastada pintada de blanco y muchas flores de tipos que se presten para colores claros, como el lila y el rosado. Tal vez un columpio con estilo country.

¿Cómo hacer mi propio Shabby Chic?

Deseamos que este artículo te haya inspirado para decorar por ti mismo tu espacio al estilo Shabby Chic. A continuación te daremos algunos consejos para que puedas lograrlo por ti mismo:

  • El blanco es la base: trata de utilizar el color blanco como base, sirve para otorgar sensación de amplitud a los espacios y para que tu imaginación de ponga creativa a la hora de combinar con muebles y accesorios en tonos pastel.
  • Desgastado pero con clase: recuerda que desgastado no es sinónimo de simplón cuando se trata de decorar al estilo Shabby Chic. Puedes utilizar muebles viejos y restaurarlos, y no olvides utilizar tonos claros en las zonas que vayas a redecorar.
  • Combina lo clásico con lo moderno: Así como un candelabro antiguo puede encontrar un perfecto equilibrio en unas velas blancas, grandes y sofisticadas, también puedes realizar el mismo ejercicio buscando un adecuado equilibrio entre un mueble y sus accesorios. Por ejemplo, una cama desgastada, con sábanas rosadas, o una pared pintada con un beige muy elegante exhibiendo un cuadro desgastado con una pintura muy fina.
  • Aura femenina: no se trata de que todo sea absolutamente rosado, de hecho puedes no incluir el rosado en nada de la decoración, pero trata de que el espacio sea ese típico lugar en el que una mujer se sentiría a gusto.
  • Romanticismo hecho espacio: agrégale el valor romántico al espacio y tendrás una decoración Shabby Chic. Libros muy viejos en una biblioteca color salmón pueden ser la representación del valor por las cosas clásicas, algo que desde luego es bastante romántico.

Algunos Materiales

Estos son algunos Materiales que te pueden servir para tener tu estilo Shibby Chic en Casa:

Terminando con Detalles brillantes

Ya sea que se trate de un par de tazones de acero inoxidable o de gatitos de cerámica plateada, nada pone de manifiesto la sofisticación de la elegancia desgastada más que un toque de brillo. Como con todos los elementos de la elegancia antigua, prestar atención a los papeles que desempeñan los colores es clave para lograr un aspecto cómodo sin esfuerzo. Parejas de plata con plata y oro con oro, como con todas las cosas de chic – evitar los neones, iridiscencia, y el brillo en la decoración de metal, para mantener una elegancia limpia.

Mientras que la mayoría de los interiores elegantes y antíguos mantienen los detalles brillantes y los elementos de madera, no hay un enfoque único para todos los estilos eclécticos. Si tienes el corazón puesto en una pieza elegante, todo lo que necesitas es un poco de accesorios estratégicos para mantener el ambiente chic y envegecido; compensa una mesa de centro o una mesa auxiliar brillante con un mantel de mesa antiguo o incluso una pared de ladrillo desgastada para incorporar un toque de glamour sin perder una vibración rústica y elegante.

Summary
Review Date
Reviewed Item
Cómo lograr un estilo Sabby chic
Author Rating
51star1star1star1star1star

Deja un comentario