Pintar Rejilla de Desagüe

Mejorar la apariencia de una rejilla de desagüe cubriéndola con pintura, es sin duda una opción bastante económica para mejorar cada rincón del hogar, claro un desagüe con una rejilla llena de moho o en mal estado genera sin duda una sensación desagradable. Las rejillas de los desagües por lo general son metálicos, lo que significa que no son porosos, esta condición los hace inadecuados para la adhesión de la pintura, además otro factor que tienen en cuenta es que se mojan constantemente. Cosa ya de por sí en contra de cualquier tipo de pintura.

Por lo tanto, en este tutorial de Hágalo usted mismo aprenderá paso a paso como se debe acondicionar el drenaje con una imprimación especial, capaz de grabar metal duradero. Además, a elegir una pintura, formulada para resistir la humedad intensa y la coacción basada en la fricción, con resultados perfectos y sobre todo duraderos.

¿Para qué sirven las rejillas del desagüe?

Esta cubierta con agujeros o rejilla es utilizada para cubrir un drenaje de agua. Permite el drenaje, pero, al mismo tiempo, evita que objetos más grandes entren en el drenaje y lo puedan tapar.

Las cubiertas de drenaje hechas de acero inoxidable son un subconjunto de los filtros de acero inoxidable, que se utilizan no solo para cubrir el drenaje sino en general para filtrar el agua en un sistema de agua.

Una cubierta de drenaje del fregadero es una cubierta de drenaje utilizada para cubrir el drenaje del fregadero.

Materiales de las rejillas del desagüe

En la actualidad, existen muchos materiales para este tipo de rejillas, todo ellos con sus respectivas ventajas y contraindicaciones, estas podrían hacer la diferencia del tiempo que durará haciendo un buen trabajo. También dependerá del tamaño y el grosor de las mismas

Cemento: Es el material más económico que existe, es muy pesado y por lo general se usa en proyectos bastante grandes, pero, así como estas opciones para rejillas por lo general dura cerca de un año, tratándolo de la mejor manera posible, pero al trabajar con humedad por lo general termina rompiéndose.

Cemento polimérico: Este es un material mucho más resistente que el primero, pero al fin y al cabo es la misma base material por lo que presenta los mismos problemas con la fragilidad y la poca duración, sin embargo. Aunque es menos pesado que el cemento normal y es menos frágil puesto que puede llegar a durar hasta tres años. Posee unas muy grandes desventajas siendo una de ellas que está hecho con fibra de vidrio, producto bastante tóxico a nivel dérmico lo que podría causar alergias fuertes solo estar cerca del material. Otra desventaja bastante grande que presenta este material es que es sumamente costoso, uno de los más costosos en el mercado.

Hierro Fundido: Este es sin duda alguna el material más antiguo registrado para este tipo de rejillas, material bastante pesado, pese a ser colocado constantemente sufre robos. dura casi eternamente, en términos de resistencia, sino fuera por eso. Podría ser la mejor opción en la que pensar si no fuera porque depende cómo se realice este material podría no ser suficiente para aguantar, no siempre se colocan de la forma correcta. Además, es bastante pesado.

Hierro Dúctil: Es un material hecho más resistente que el hierro fundido, con mayor calidad y muchísimo más ligero, es prácticamente indestructible y también se coloca con mayor facilidad. Es un material muchísimo más difícil de robar, pero es también un material mucho más costoso, de los más costosos que hay y que puede ser fácilmente confundido con hierro fundido.

Plástico polietileno: Es un tipo de material muy resistente y ligera, puede ser cargada por una sola persona, es un material sumamente económico, de resistencia similar al hierro fundido, este tipo de material no se despostilla ni se rompe como el cemento, no es propenso a robos como el hierro fundido.

rejillas de desagüe pintadas

Paso a paso pintar rejilla de desagüe

Como sea cual sea el material de la rejilla éste puede deteriorarse con el paso del tiempo este paso a paso es la mejor opción para extender, aunque sea en una medida mínima la vida útil de las rejillas del desagüe.

Paso 1: Retirar la rejilla

Lo primero que debe hacerse es retirar la rejilla del lugar donde están, haciendo bien sea palanca con un destornillador o una palanca de hierro si son muy pesadas.

Paso 2: Limpiando las piezas

En este paso se procederá a limpiar las piezas pasando un cepillo de alambre y un trapo húmedo, si las rejillas son de metal y están oxidadas proceder a lijar hasta dejarlas lo más limpia posible eliminando en el proceso virutas y otros contaminantes que puedan afectar la terminación de la pintura. De esta manera se dejará la superficie casi lista para la pintura.

Paso 3: Imprimar

Con un esmalte anticorrosivo si es de hierro o aluminio, si es de plástico entonces utilizar una imprimación adherente.  Se procede aplicar directamente la rejilla en zonas difíciles para eso se puede emplear un pincel.

Paso 4: Aplicando en el resto de la rejilla

En el resto del cuerpo de la rejilla se aplicará con el rodillo la imprimación para el material del que está hecho la rejilla.

Paso 5: Aplicando la Pintura

Este es el paso más importante ya que se aplicará la pintura del mismo modo que se aplicó la imprimación y una vez seca esta última dando dos manos gruesas, del color de preferencia. En el mercado este tipo de pinturas viene en una amplia gama de colores, mates, pláticas y metalizadas.

Paso 6: Secando la pintura

En este paso se debe dejar secar muy bien la rejilla antes de colocarla de nuevo en el sitio donde va, es necesario un óptimo secado para que la pintura no sufra ningún daño o la superficie quede imperfecta.

Paso 7: Colocando la rejilla.

Una vez seca la pintura, solo queda instalar la rejilla y listo, como nueva en el jardín o donde sea su lugar para colocarla, sin duda alguna será un cambio tremendo para un ambiente aunque muy fácil de realizar.

Deja un comentario







close

​Apúntate ​y Recibe nuestra Guía de Pintado