Filtrar por

Tronzadora

La tronzadora es una herramienta de corte especialmente diseñada para trabajar metales. Hoy en día, las tronzadoras ya no son solo herramientas para trabajos de herrería, sino que incluso hay quienes las adquieren para labores de bricolaje o incluso simplemente para contar con ella en caso de realiza alguna reparación en el hogar.

Si buscas comprar una tronzadora, has llegado al lugar indicado. Aquí no si tenemos las mejores tronzadoras para ti, sino que además ponemos a tu disposición, gracias al conocimiento de nuestros expertos, todo l que necesites sobre las tronzadoras para que puedas tomar la mejor decisión, para que puedas elegir la mejor tronzadoras, la que más se adapte a tus propósitos específicos.

Compra las Mejores Tronzadoras

No olvides visitar nuestro catalogo completo de Maquinas para Pintar.

Filtrar por
Mostrando 1-3 de 3 artículo(s)

Comprar tronzadora barata

Comprar una tronzadora barata puede ser un verdadero reto, sin embargo, nosotros tenemos para ti las más baratas el mercado que además también don de la más alta calidad, y que podrás adquirir incluso sin tener que moverte de donde estás, con tan solo un par de clics.

Tipos de tronzadoras

Como nuestra principal intención es brindarte apoyo para que sepas todo lo que necesitas saber sobre las tronzadoras, empezaremos por decirte cuáles son los tipos de tronzadoras que existen:

De disco abrasivo: esta es la tronzadora ideal para trabajos de construcción y de herrería. Está hecha principalmente para realizar cortes rectos en materiales de acero muy fuertes. Simplifica y agiliza el trabajo pesado con gran precisión.

Ingletadora: este tipo de tronzadora es  más compleja, permite realizar cortes en ángulos y no solo es útil para metal sino que también puede ser utilizada en madera.

Entonces, dependiendo del tipo de corte  del tipo de material con el que vas a trabajar, hay diferentes tipos de tronzadoras ideales para circunstancia en particular.

No olvides también visitar: compresores de aireclavadoras o ingletadoras.

Cómo elegir la mejor tronzadora

Para poder elegir la mejor tronzadora debes tomar en cuenta toda una serie de factores que te contamos a continuación:

Características:

Debes considerar, no solo las características básicas sino también las especificaciones técnicas que ofrece el fabricante, y desde allí podrás saber si se trata de la tronzadora que necesitas para tus proyectos.

Velocidad:

Mientras más revoluciones por minuto te ofrezca la tronzadora, mayor precisión podrás obtener en los cortes, lo cual es algo que debes considerar en función del profesionalismo que deseas alcanzar.

tamaño de hoja:

dependiendo del diámetro de la hoja de corte, podrás saber con qué materiales podrás trabajar y con cuáles no. Algo realmente vital para poder saber las limitaciones y los alcances de una tronzadora.

Uso:

va de la mano con varios de los punto anteriores. Dependiendo, no sol de los materiales que planees trabajar sino además de la frecuencia de uso que le vayas a dar, dependerá también el modelo ideal de tronzadora para ti.

Tamaño y peso:

mientras más grandes y pesadas, mayores capacidades y precisión en el corte suelen tener. Sin embargo, una tronzadora de gran tamaño o peso no permite mayor movilidad, por lo que debes tomar en cuenta este factor para saber qué de trabajo podrás realizar en realizar.

Potencia:

muchos podrán pensar que la potencia del motor solo refiere a la fuerza, pero la verdad es que el asunto va mucho más allá. En este caso, la potencia como un factor fundamental también implica el torque y cómo se aplique algo fundamental para elegir la tronzador que más convenga para cada tipo de trabajo.

Cuchillas:

además del tamaño, algo que ya hemos mencionado con anterioridad, se debe tomar muy en cuenta que las hojas de tronzadoras en frío no se reemplazan muy seguido y son algo costosas. Las abrasivas sí se reemplazan con mayor frecuencia. Entonces en función de economía y practicidad, este tema de las cuchillas es vital.

Durabilidad:

La tronzadora que escojas debe ser duradera y robusta, capaz de funcionar de manera perfecta por un largo rato sin necesitar reparaciones o repuestos. Sin embargo, eso es para casos de trabajo diario profesional. Si se trata de solo bricolaje o reparaciones esporádicas, puedes optar por tronzadoras más baratas que no necesitan ser de las más duraderas para que de igual modo le puedas sacar bastante provecho.

Comodidad:

Aparte de tener una construcción hecha para durar, tu tronzadora también tiene que resultarte agradable, fácil de usar y cómoda. Aquí entra en juego algo fundamental que algunos podrían pasar por alto a veces, y es el mango. El mango tiene que ser ergonómico, firme y de fácil acceso. Esto te permitirá usar el aparato con mayor facilidad y evitar dolores y posibles lesiones en tus manos.

Menú